El PP cerró 2014 con un saldo positivo de 4,5 millones

  • El partido obtuvo unos ingresos ordinarios de 71,9 millones por subvenciones y donaciones privadas frente a los 64,3 de gastos, de los que 11,5 millones corresponden a la campaña de las europeas.

El PP cerró el ejercicio 2014 con un saldo positivo de 4,55 millones de euros, tras obtener unos ingresos ordinarios de 71,9 millones de euros entre subvenciones públicas y aportaciones privadas de afiliados y donaciones. Los gastos también ordinarios en ese año ascendieron a 64,3 millones de euros. 

Así consta en las cuentas anuales difundidas hoy por el PP y remitidas al Tribunal de Cuentas para su análisis, que fueron aprobadas en la última reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido del pasado 18 de junio. Pese a esta rebaja del saldo neto en el último año, el balance del PP acumula una saldo positivo a 31 de diciembre de 2014 de 41,3 millones de euros.

El PP obtuvo el año pasado unos ingresos totales de carácter ordinario de 71,9 millones de euros y unos gastos de gestión, también de carácter ordinario, de 64,3 millones. De la parte de los ingresos, 58,2 millones corresponden a subvenciones o ingresos de carácter público, una cantidad prácticamente idéntica a la del año anterior. Detallando esos ingresos, 28,4 millones corresponden a subvenciones ordinarias para gastos de funcionamiento con origen en los diferentes parlamentos autonómicos en los que tiene representación, y 1,2 millones a subvenciones del Ministerio del Interior para gastos de seguridad.

El PP también declara unos ingresos de origen privado de 13,6 millones de euros, de los que 3,7 corresponden a cuotas de afiliados, 2,3 millones a aportaciones de cargos públicos y 323.778 euros a donaciones y legados. Además, algo más de 7,2 millones de euros corresponden a "otros ingresos", en su mayoría con origen en los grupos municipales. Por comunidades autónomas, encabeza la lista de donaciones Cataluña, con 86.069 euros, seguida de Canarias, con 80.237 euros, y la Comunidad Valenciana, con 38.360 euros.

La sede central recibió apenas 900 euros de donaciones, mientras que Asturias se quedó en 1.910 euros. El PP ha remitido al Tribunal de Cuentas la relación de donantes al partido, aunque no ha difundido sus identidades así como las cantidades concretas recibidas, en aplicación de la Ley de Protección de Datos.

Las cuentas del PP reflejan unos gastos de personal de 30,9 millones de euros y declara una plantilla media de 484 trabajadores, frente a los 458 del año anterior. Además, se transformaron diez contratos laborales temporales en indefinidos. Continuando con el capítulo de gastos, el PP informa de unos gastos electorales para los comicios al Parlamento Europeo de 2014 de 11,5 millones de euros.

Entre las partidas más cuantiosas destacan los envíos electorales -4 millones de euros-, y la publicidad, propaganda y relaciones públicas -3,7 millones-. Frente a estos gastos, el PP declara unos ingresos por subvenciones electorales de 8,9 millones de euros, de los que 4,9 millones son por subvenciones públicas en función de los resultados de esos comicios, y otros 4 millones por el pago de los envíos electorales.

En el capítulo de deudas, el PP declara unas deudas a largo plazo de 28,4 millones de euros, frente a los 35,7 millones del ejercicio anterior, en su mayoría hipotecas. También reconoce unas deudas a corto plazo de 4,1 millones de euros, muchas de ellas pólizas de crédito y pequeños créditos hipotecarios. Entre los mayores acreedores del PP se encuentran Banesto, con el que el partido firmó un crédito hipotecario de 37 millones sobre su sede central con un tipo de interés del Euribor+0,8.

De este crédito, con vencimiento en el año 2036, restan por pagar 16,6 millones de euros, después de que este año se realizara una amortización anticipada de 5 millones de euros. Fuentes del PP han subrayado que es la primera vez que el Comité Ejecutivo Nacional del partido conoce con tanto detalle el contenido de las cuentas, y que la Ley de Financiación de Partidos obliga a los partidos a publicar sus cuentas a partir del ejercicio de 2015, aunque el PP ha decidido hacerlo un año antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios