PSOE y UPyD censuran a Celia Villalobos por jugar durante el debate

  • La diputada del PP Dolors Montserrat se muestra comprensiva: "La gente puede hacer lo que quiera mientras esté escuchando. Hay personas que podemos hacer dos cosas a la vez"

Comentarios 1

PSOE y UPyD han arremetido contra la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, por jugar supuestamente con su tablet mientras estaba presidiendo el debate del estado de la nación en el Congreso durante la intervención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Villalobos no ha querido hacer declaraciones a los medios para explicar su comportamiento, aunque sí lo ha hecho el presidente del Congreso, Jesús Posada, que no ha querido censurar a su compañera del PP aunque sí ha asegurado que la tarea de dirigir los debates de la Cámara es "absorbente" y no conviene hacer "otra cosa". La controversia surgió tras un vídeo publicado por La Marea en el que, aparentemente, se ve a Villalobos jugar al Candy Crush con el dispositivo electrónico mientras estaba en el sillón de la presidencia en ausencia de Posada.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha considerado "absolutamente injustificable" la actitud de la diputada del PP, a la que ha exhortado a, "como mínimo, pedir disculpas". "No es de recibo que quien ocupaba en ese momento la tercera autoridad del Estado y dirigía el debate más importante de un parlamento estuviese jugando con su iPad. Negar la evidencia, cuando hay pruebas gráficas de ello, es lamentable", ha opinado Hernando. El diputado socialista Pedro Saura ha criticado a Villalobos por dar un "muy mal ejemplo" a los españoles por parte "de nada más y nada menos que de la vicepresidenta del Congreso". Según Saura, es una "práctica que no se puede producir", porque su obligación es "estar atenta a los debates".

El comportamiento de Villalobos es "un desprecio a los ciudadanos" y una "falta de respeto", ha lamentado la portavoz parlamentaria de UPyD, Rosa Díez. "Nosotros no nos ganamos el sueldo jugando a las maquinitas", le ha reconvenido Díez, quien ha recordado que los diputados están en sus escaños gracias a los votos de la gente, por lo que, a su juicio, "no respetar a la Cámara es no respetar a los ciudadanos". El parlamentario de IU Ricardo Sixto ha señalado que durante los plenos él utiliza aparatos electrónicos "para mirar el correo, leer la prensa y Twitter", como ha hecho durante "buena parte del debate del estado de la nación".

Jesús Posada ha comentado que Villalobos no le ha dado ninguna explicación sobre su comportamiento -"y tampoco tiene que dármelas -ha dicho-", si bien ha subrayado que presidir la Cámara es una labor "absorbente" y no conviene hacer "otra cosa". No ha entrado a enjuiciar si estima oportuna la actitud de Villalobos y se ha limitado a afirmar que él no maneja "esos aparatos" y no se le ocurriría hacerlo. El presidente del Congreso ha reconocido que cuando él fue diputado, leía muchas veces el periódico desde su escaño, pero al ser presidente de la Cámara, aunque podría seguir haciéndolo, decidió desde el primer día no tener nada delante. Su trabajo, ha insistido, requiere estar "muy pendiente", por lo que dice el orador y por cómo lo perciben los grupos.

Tras difundirse el vídeo, fuentes parlamentarias apuntaron que Villalobos había alegado que estaba leyendo la prensa. "No lo sé. Los detalles los tiene que contar ella", ha respondido Posada, quien ha destacado que Villalobos siempre ha prestado una "enorme atención" a todo lo que ocurre en los debates, como prueba, ha añadido, que interviene más en el pleno, incluso reprochando en algún caso.

La diputada del PP y vicepresidenta tercera del Congreso, Dolors Montserrat, se ha mostrado comprensiva con Villalobos: "La gente puede hacer lo que quiera mientras esté escuchando". "Hay personas que podemos hacer dos cosas a la vez, escuchar y estar en el pleno y hablar por teléfono, enviar correos y trabajar, que trabajamos mucho", ha reivindicado la parlamentaria catalana. El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha dicho que no le corresponde a él "pedir explicaciones" mientras que la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha rehuido hacer comentarios: "Nada que decir a eso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios