La dirección del PSOE pide más coordinación a Zapatero, en una "intensa" Comisión Ejecutiva

  • Los socialistas celebran la reunión más larga de la legislatura tras una semana de datos negativos

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, realizó ayer un discurso ante la Ejecutiva de su partido que trató de levantar el ánimo de sus compañeros, quienes dijeron haber salido satisfechos, cerraron filas en torno al jefe del Ejecutivo, aunque no faltaron las peticiones de mayor coordinación, explicación y responsabilidad, según las fuentes socialistas consultadas.

Se trató de una reunión de la Comisión Ejecutiva que varios dirigentes calificaron de "intensa" y que, de hecho, fue una de las más largas de la legislatura -terminó a las 14.30, una hora después de que la secretaria de Organización, Leire Pajín, compareciese ante la prensa-, celebrada después de una semana en la que todo fueron datos negativos para el Gobierno, tanto los económicos como en las predicciones de las encuestas.

Según las fuentes socialistas consultadas, el presidente expuso que los grandes problemas económicos tienen su origen en las políticas del PP, por haber apostado por un modelo que se basaba en el urbanismo y recordó la Ley del Suelo de la época de Aznar. En esta crítica al PP también apuntó su falta de aportaciones para salir de la crisis, criticó que la única medida que planteen sea un debate en el Parlamento y les acusó de utilizar el "todo vale" con tal de desgastar al Gobierno, incluso el devaluar la marca España en los mercados internacionales. En un momento de su intervención, bromeó al asegurar que al menos, el PP ha dejado de decir que todo se divide en 17 comunidades autónomas para apuntar a que toda la responsabilidad es del Gobierno.

Tras este repaso a la situación, Zapatero quiso transmitir confianza a sus compañeros, explicando que las medidas que está tomando el Gobierno van por buen camino, que se están manteniendo fieles al propósito de cambiar el modelo productivo sin perjudicar la cohesión social y afirmando que se va a salir de la situación. No obstante, matizó que estas medidas contrastan con la ansiedad de que los resultados se vean ya y recordó que el cambio del modelo productivo lleva su tiempo. En cuanto al debate sobre la edad de jubilación, expuso que está "abierto".

Las fuentes consultadas precisaron que la intensidad del discurso de Zapatero logró levantar el ánimo de los presentes y dejó a sus compañeros "muy satisfechos" y con "buenas vibraciones". Algo a lo que, afirman, contribuyó el discurso "enérgico" de José Blanco, que en una emisora de radio aseguró que en España existe una campaña "perfectamente definida para demonizar al presidente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios