El PSOE desea evitar la división interna sea cual sea la decisión de Zapatero

  • El partido celebra este sábado un Comité Federal en el que el presidente del Gobierno podría desvelar su futuro político.

Comentarios 2

La dirección del PSOE quiere a toda costa evitar la división interna en el Comité Federal de este sábado y conseguir que el partido se concentre en las elecciones autonómicas y municipales, sea cual sea la decisión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre su futuro político.

Esta reunión ordinaria del máximo órgano del partido entre congresos es la más esperada de los últimos tiempos ante la posibilidad de que Zapatero clarifique el enigma sucesorio, después de que hace unos días se apuntara insistentemente esta fecha como el momento en el que el líder del PSOE podría anunciar que no opta a un tercer mandato, aunque agotaría la legislatura. Una hipótesis que ha ido perdiendo seguidores a medida que se acercaba el día, sobre todo desde que el propio Zapatero pidió en la última reunión de la Ejecutiva Federal que se aplacara la polémica y se mostró disgustado ante el calibre que había alcanzado.

En el caso de que anunciara que no repite, el PSOE tendría que abrir un proceso de elecciones primarias para designar a un nuevo candidato, si hubiera más de uno. Las quinielas sucesorias incluyen al vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y a la ministra de Defensa, Carme Chacón, aunque los dos guardan silencio a este respecto. Este mismo viernes Rubalcaba ha esquivado el debate con la excusa de que la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el Palacio de la Moncloa, "no es el sitio". Rubalcaba ha dicho que "el sábado, en la sede del partido, se verá lo que hace el presidente del Gobierno" y ha rehusado participar en una "porra" con los periodistas sobre lo que pasará en el Comité Federal. "No me atrevo", ha confesado.

La idea de que Zapatero no va a optar a un tercer mandato está prácticamente instalada en el PSOE, aunque no son pocos tampoco los que advierten de que el presidente del Gobierno es un experto dando "sorpresas" que nadie espera. No se ponen de acuerdo quienes piensan que lo mejor sería que Zapatero despejase la incógnita antes del 22-M, para no convertir esos comicios en un plebiscito sobre su figura, y quienes creen que eso sería un error y que lo más conveniente es esperar al otoño.

Entre los que defienden la primera tesis se encuentran algunos barones socialistas, como los presidentes de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y Castilla-La Mancha, José María Barreda. De hecho, Fernández Vara avisó de que "incluso ya es un poco tarde", porque la continuidad o no de Zapatero debería estar "zanjada" desde hace algún tiempo. Por contra, muchos dirigentes del partido piensan que Zapatero debería retrasar el anuncio como mínimo hasta el otoño para no empañar las elecciones de mayo. Si su decisión fuera no repetir, además, se trasladaría una imagen de debilidad y desconfianza hacia el exterior, con un "presidente provisional" y un PP pidiendo elecciones anticipadas, advierten estos sectores.

España, recuerdan, está inmersa en un escenario de reformas, y no sería fácil de entender que Zapatero anunciase su intención de dejar de capitanear el barco en pleno proceso reformista. Precisamente el argumento de culminar las reformas es el que esgrimen algunos dirigentes del partido para expresar su convencimiento de que Zapatero se presentará a la reelección. Tampoco en el PSC y en el PSM son partidarios de un anuncio inminente, y la corriente crítica Izquierda Socialista duda de que un hipotético anuncio de Zapatero diciendo que se va, a 50 días del 22-M, sirviera de revulsivo para que mejorasen las expectativas de voto teniendo en cuenta "cómo está el patio".

El orden del día del Comité Federal incluye una intervención en abierto de Zapatero, que presentará un informe político, así como la aprobación del programa marco municipal y del manifiesto autonómico. Se espera que a este encuentro acudan miembros del comité que habitualmente no asisten, como el presidente del Congreso, José Bono, o el ex presidente de la Generalitat, José Montilla, que encabezará la numerosa delegación de los socialistas catalanes de la que también formará parte Chacón. La ministra de Sanidad y ex secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, se ha mostrado convencida de que cuando Zapatero tome la decisión "lo va a hacer pensando en los intereses del país y el partido, por ese orden". El líder del PSM, Tomás Gómez, ha dejado claro que ni él va a "gastar un segundo" en hablar de la candidatura de Zapatero, ni "recomienda" que lo haga ningún presidente autonómico ni ningún candidato socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios