El Parlamento catalán aprueba los ajustes de Mas gracias al PP

  • La votación que dio luz verde a los recortes del 'Govern' se desarrolló entre una sonora pitada a las puertas de la Cámara

El Parlamento de Cataluña aprobó ayer los Presupuestos de 2012, los segundos del Govern de Artur Mas, gracias a la abstención del PP catalán y el voto a favor del diputado no adscrito Joan Laporta, tal y como ocurrió en 2011.

En un marco de sonoras protestas contra los recortes del Govern catalán a las puertas del Parlament, la votación en la Cámara sobre el texto del dictamen del proyecto de ley de Presupuestos se saldó con 61 votos a favor, 52 en contra y 17 abstenciones.

Diversos colectivos eligieron la cita parlamentaria para evidenciar su oposición frontal a la política de ajustes del Ejecutivo catalán ante los diputados, que fueron recibidos a su llegada al Parlament con una concentración de funcionarios públicos, a la que se sumaron por la tarde las convocadas el sector educativo y los Mossos d'Esquadra.

Los presupuestos de la Generalitat para 2012 prevén unos ingresos de 24.332 millones de ingresos frente a 27.219 millones de gastos, con el fin de cumplir con el límite de déficit del 1,3% del PIB.

El diputado de CiU Antoni Fernández Teixidó defendió, ante un PPC que se "pone todas las medallas", que, en el acuerdo presupuestario, el papel de los populares no ha sido condicionar al Govern sino apoyar contenidos que ya recogía el programa de CiU. "Nos han forzado un poco más, sí", es la máxima influencia que les reconoció el convergente.

Sin embargo, la presidenta del PP de Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, forzó al president, Artur Mas, a ensalzar de forma pública y notoria la ayuda de los populares a la gobernabilidad. En la sesión de control al presidente de la Generalitat, Sánchez-Camacho exhibió su poder de influencia como socio preferente de Mas y toda su intervención giró en torno al acuerdo presupuestario. "Usted ha escogido al socio con el que ha querido aprobar las leyes más importantes del país", afirmó la diputada popular. Señalando con el dedo hacia los escaños ocupados por los 28 diputados del PSC, Sánchez-Camacho afirmó: "Este lado de la bancada es el pasado del país, éste otro (el que ocupa el PPC) es el futuro de Cataluña".

Mas se limitó a agradecer la "responsabilidad" del PPC al apoyar sus cuentas para 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios