Pedraz envía a prisión al ex militar acusado de adoctrinar mujeres para el EI

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz envió ayer a prisión incondicional al hombre de 29 años detenido en Melilla por captar y adoctrinar a mujeres para enviarlas a zonas de combate controladas por el grupo yihadista Daesh, imputado de un delito de colaboración terrorista. El magistrado le atribuye un delito del artículo 575 del Código Penal, que prevé una pena de prisión de dos a cinco años para quien, con el propósito de colaborar con los terroristas, acceda a material en internet dirigido a "incitar a la incorporación a una organización o grupo terrorista" desde territorio español.

El detenido, un ex militar español natural de Melilla, guardaba archivos multimedia de carácter propagandístico y de adoctrinamiento, parte de los cuales estaban dedicados exclusivamente a la radicalización de mujeres, aunque, según fuentes jurídicas, no llegó a enviar a ninguna a Siria o Iraq para luchar con el Daesh (acrónimo de Estado Islámico). Incluso mostraba a su propio hijo, menor de edad, ese material de radicalización yihadista para familiarizarlo con sus tácticas y llegó a vestirlo completamente de negro y a ofrecerle un machete de grandes dimensiones.

El hombre, que fue arrestado el martes, se dedicaba a la grabación de sermones en los que incitaba a no obedecer las leyes establecidas.También adoctrinaba para seguir únicamente la ley islámica (sharia), no establecer contacto con los infieles y rechazar cualquier gobierno que no sea el Califato, el sistema impuesto por el denominado Estado Islámico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios