Piden 55 años de cárcel para seis ex dirigentes de Unió por financiación ilegal

  • Están acusados de desviar casi seis millones de euros al partido desde la 'conselleria' de Trabajo

La Fiscalía ha solicitado penas que suman 55 años de prisión por los delitos de malversación, cohecho y falsedad para los seis imputados por el caso Pallerols, antiguos dirigentes de Unió Democràtica de Catalunya y que se declare a este partido responsable civil subsidiario.

En concreto, para el antiguo cargo del Departamento de Trabajo de la Generalitat, Lluís Gavaldà, pide nueve años y diez meses de cárcel, mientras que para la también responsable de este departamento, Dolors Llorens, solicita nueve años ante los indicios de que desviaron dinero procedente de subvenciones europeas para cursos de formación a las arcas de UDC.

El fiscal también solicita para Vicenç Gavaldà, miembro del comité de Gobierno y consejero nacional de Unió Democràtica de Cataluña en la década de los 90, once años de prisión, mientras que para el acusado y también militante de UDC, Santiago Vallvé, pide siete años.

Para el empresario hispano-andorrano Fidel Pallerols, el fiscal solicita una pena de once años de prisión por malversación, cohecho y falsedad, y para su esposa y también militante de UDC, María Cruz Guerrero, reclama ocho años de cárcel por malversación y cohecho.

El fiscal considera que todos ellos son presuntos autores de un delito continuado de malversación, aunque de forma alternativa, en caso de que el tribunal no lo estime así, pide que sean condenados por el delito de fraude de subvenciones a penas que oscilan entre los cuatro años y los diez meses de prisión, según los casos.

Los acusados deberán indemnizar al Departamento de Trabajo con 595.972,61 euros, cantidad que habrían desviado de las subvenciones recibidas por Pallerols para la realización de cursos de formación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios