Pilar de Borbón: "Nadie es culpable hasta que los jueces lo digan, a callar"

  • La hermana del Rey acusa a los programas televisivos del corazón de alimentar la polémica sobre Urdangarín

Comentarios 51

La infanta Pilar de Borbón afirmó ayer en relación con la presunta implicación del duque de Palma, Iñaki Urdangarín, en el caso Nóos: "Nadie es culpable hasta que los jueces lo digan, con lo cual, a callar".

La duquesa de Badajoz, que participó ayer en la inauguración de un rastrillo benéfico en Sevilla organizado por la asociación Nuevo Futuro, de la cual es presidenta de honor, declaró a los periodistas que los españoles tenemos "una Constitución perfectamente elaborada" y que hay que esperar a que decidan los jueces.

En relación con las últimas imágenes de Iñaki Urdangarín que han aparecido en televisión, indicó, refiriéndose a los programas del corazón, que no los ve porque son "absurdos" y porque además los considera "pornográficos", y aseguró que toda la polémica la han generado esos espacios televisivos.

Caso de la infanta Cristina cuando pide a una reportera de Telecinco que la aborda en un supermercado de Washington que la dejen vivir tranquila: "Estamos intentando llevar una vida normal y ustedes no nos dejan, ese es el problema que tenemos".

Según las imágenes que la cadena difundió ayer a través de su web, un cámara y una reportera intentaron sin éxito abordar a Iñaki Urdangarín en Washington a finales de enero y, un día después, siguieron a doña Cristina hasta un supermercado.

Allí se produjo ese diálogo, cuando la reportera entregó a la infanta una nota dirigida a su marido y doña Cristina le pidió: "Lo que quiero es que me dejen vivir tranquila".

"¿Usted cree que se puede vivir así?", preguntó la Infanta a la reportera y, ante su insistencia en afirmar que entendía lo difícil de la situación que está viviendo estos días doña Cristina, la duquesa de Palma afirmó: "No, no, no lo entienden".

Estas palabras son los primeros comentarios de la Infanta que un medio de comunicación difunde desde que su esposo fuera imputado por el juez del caso Palma Arena, José Castro, que en una pieza separada investiga al duque de Palma y a una veintena de personas más por el supuesto uso irregular de fondos públicos por parte del Instituto Nóos.

El sindicato Manos Limpias pidió ayer al juez Castro que impute a la infanta Cristina y le tome declaración para determinar si conocía las presuntas actividades irregulares de su marido.

La abogada Virginia López Negrete presentó ayer en los juzgados de Palma una solicitud en este sentido en la que argumenta que existen "indicios suficientes" de la "posible participación" de la infanta Cristina en los hechos que se investigan.

Según la letrada, la imputación de Cristina de Borbón es la fórmula que mejor garantiza su derecho a la defensa si es llamada a declarar en el marco de la investigación sobre su esposo, cuya comparecencia ante el juez está fijada para el próximo día 25.

La representante de Manos Limpias eludió detallar cuáles son los "indicios" que indican que la Infanta ha podido participar en hechos presuntamente delictivos y apuntó que "la jurisdicción penal es el cauce adecuado para ventilar las posibles responsabilidades en las que hubiese podido incurrir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios