Prisión para el etarra Jorge Olaiz por el intento de asesinato a un edil de UPN en el año 2000

  • Un testigo protegido identifica "sin género de dudas" al terrorista, al que se archivó la causa por "falta de pruebas" en 2002.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha enviado a prisión al etarra Jorge Olaitz por su presunta participación en el asesinato frustrado del ex concejal de de Pamplona Miguel Ángel Ruiz de Langarica (de Unión del Pueblo Navarro), que se produjo el 24 de noviembre de 2001. El tribunal archivó la causa en 2002 por "falta de pruebas" y la reabrió en diciembre pasado. El magistrado ha adoptado esta decisión tras tomar declaración al etarra, que ha acudido voluntariamente a la Audiencia Nacional, y a un testigo protegido que identificó "sin ningún género de dudas" al etarra como una de las dos personas que participó en estos hechos y "logró huir del lugar", por los que ya fue condenado el también terrorista Iñaki Beaumount.

Olaitz, que salió el pasado mayo de la cárcel de Almería tras cumplir una condena de trece años de cárcel por un tiroteo en la capital navarra el 24 de noviembre de 2001, ha sido imputado indiciariamente por un delito de asesinato terrorista en grado de tentativa, por el que podría ser condenado a penas de entre 15 y 20 años de prisión. El magistrado considera que existen "motivos suficientes" para imputar al etarra, al existir "inidicios racionales de criminalidad" basados en los atestados que hicieron la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, la declaración del testigo protegido y el resto de diligencias que obran en el atestado policial.

También recuerda que, tras la comisión de los hechos delictivos, Olaitz "se dio a la fuga hasta que posteriormente logró ser detenido", por lo que a día de hoy volvería a existir el riesgo de que se sustraiga a la acción de la justicia, "máxime las graves penas previstas paa el delito que se le imputa" y su "relación con la organización terrorista ETA, que pudiera proporcionarle la huida y posterior ocultación". La Fiscalía y la abogada de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) Carmen Ladrón de Guevara, que representa a Ruiz de Langarica, solicitaron el reingreso en prisión del etarra, que tras salir de la cárcel recibió la "bienvenida" de la concejal de Bildu Patricia Perales a través de las redes sociales.

Moreno escuchó este miércoles el testimonio del propio Langarica, que explicó cómo se libró del atentado. Ese día no siguió su rutina habitual y no fue a la fábrica en la que trabajaba porque decidió quedarse en su domicilio con los obreros que habían acudido a realizar una reforma. En el marco de esta causa también han sido interrogados varios policías que  participaron en la detención de Beaumont, que se produjo en la confluencia de las calles Martín Azpilicueta y Virgen de las Nieves del barrio pamplonés de San Juan.

En ese momento, los dos presuntos etarras, miembros de un comando legal de ETA que había sido adiestrado por el etarra Juan Ramón Carasatorre, esperaban en las proximidades de su domicilio al político regionalista, a la espera de que apareciese, como todas las mañanas, para ir a trabajar. Agentes de contravigilancia para la prevención de atentados sospecharon de los dos individuos. Al acercarse a ellos, Beaumont hizo el ademán de sacar un arma. Los agentes se abalanzaron sobre él y lograron reducirle, mientras que Jorge Olaitz, presuntamente, logró huir a pie.

Olaitz fue detenido dos días después, el 26 de noviembre de 2001, y reconoció haber elaborado informaciones para atentar contra la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, de UPN, el concejal de la misma formación Juan Luis Sánchez de Muniaín y el edil del PSN Roberto Jiménez, además de varios guardias civiles que vivían cerca de su domicilio, según fuentes policiales.

En el momento de su detención, a la altura de la calle Doctor Galán del barrio pamplonés de San Jorge, Olaitz portaba una pistola marca HS, de 9 mm parabellum con una bala en la recámara, un cargador con 13 proyectiles y documentación falsa. Declaró que se integró en el 'comando Kroma' tras ser captado por Josu Beaumont y que recibió un cursillo de adiestramiento en San Juan de Luz (Francia) que concertó el entonces jefe militar de la banda, Francisco Javier García Gaztelu, alias 'Txapote'.  Afirmó que contaba con un listado de objetivos y planeaba atentar contra empresarios del Diario de Navarra, un ertzainta, policías, fiscales o jueces.

Con anterioridad, Olaitz fue detenido en seis ocasiones en Pamplona por actos de violencia callejera entre 1997 y 2000. Fue juzgado el 26 de febrero de 2001 en la Audiencia Provincial de Navarra acusado de una falta contra el orden público cometida en la procesión de San Saturnino de Pamplona en 1999, a la que acudieron para reivindicar el acercamiento de los presos etarras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios