Mas cree que "Rajoy no es Aznar" pero ve "lejos" un pacto fiscal

  • El presidente catalán advierte que no deben confundirse el abuso y la solidaridad

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, reconoció ayer que Mariano Rajoy "no es" como su predecesor popular, José María Aznar, por lo que expresó su confianza en que el mandatario tenga gestos hacia Cataluña, aunque ve "lejos" el pacto fiscal. Pese a que no tiene ninguna garantía de que el Estado atienda a sus demandas, Mas optará por una actitud de prudencia y mano tendida: "El Gobierno central aún está ahogado porque están empezando a trabajar. Les doy un margen de confianza, pero no soy ingenuo".

"A Rajoy le hice entender que el pacto fiscal es lo más importante para nosotros", aseguró sobre su reunión este miércoles en La Moncloa.

Artur Mas sostuvo que en ningún caso puede concebirse el cumplimiento de su propuesta de pacto fiscal como el "final del trayecto" del autogobierno catalán. "A nadie que represente un pueblo, una cultura o una nación se le puede pedir que ponga un punto final de trayecto", recalcó.

El president aseguró que la sociedad catalana está inmersa en un proceso de transición e indicó que su propuesta de nueva financiación catalana pasa por recaudar íntegramente los ingresos catalanes y pagar un cupo al Estado.

"La solidaridad no la negamos, pero otra cosa es el abuso, donde estamos desde hace muchos años", indicó.

Sobre la apuesta del ministro de agricultura, Miguel Arias Cañete, por un nuevo Plan Hidrológico Nacional, Mas dijo que sería una "animalada" sin "ningún sentido" resucitar el proyecto de trasvase del Ebro y apostó por traer agua del Ródano -un río al sur de Francia- a la costa mediterránea peninsular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios