Rajoy irrumpe en la Conferencia del PP cargando contra Podemos y PSOE

  • Juanma Moreno reivindica que los congresos del partido sean "asamblearios" y con más participación de los militantes

El PP ha hecho de su Conferencia Política un chute de modernidad. El principal beneficiario de esa inyección debe ser el líder, el candidato, del que hay que eliminar cualquier vestigio que huela a antiguo, a anquilosado. Por extensión, el partido se beneficiará de la pócima rejuvenecedora. Pero sobre todo es su presidente, el candidato a mantenerse en la Moncloa, quien tiene que recibir la mayor dosis. El impulso que quieren darse en el PP empieza por presentar a un líder acorde con los tiempos.

Rajoy siguió el guión -o se lo saltó- en este cónclave que el partido celebra en Madrid. Ejerció de protagonista indiscutible. Se apoderó del escenario el primero, casi por sorpresa, porque muchos no esperaban que la conferencia se abriera con el número uno, con la figura estelar del elenco.

El regalo de Rajoy a sus se circunscribe en la nueva estrategia del PP, dispuesto a hacerse con la muy disputada etiqueta de "partido del cambio". De momento, el PP ha empezado por una operación de cirugía estética en profundidad del decorado en el que algunos de sus líderes emprendieron y condujeron la senda de un debate "a fondo" sobre el partido, las instituciones y las demandas de la sociedad para impulsar la candidatura de su presidente.

Y precisamente el primero fue él: Rajoy. El jefe del Ejecutivo, con una intervención breve, disparó rápido a dianas que tiene claramente encapsuladas en el punto de mira: Podemos, por "apropiarse de muchas alcaldías en España" en municipios donde "ganó el PP", y PSOE, por haber "dejado sus votos" a ese partido para conseguirlo.

La sorpresa por la intervención prematura de Rajoy es relativa si se tiene en cuenta que el presidente irrumpió en el escenario tras la proyección de un vídeo de Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano Leopoldo López. La premeditada puesta en escena sirvió al líder de los populares para advertir que en la Conferencia Política del PP se va a debatir de todo lo que se quiera plantear menos de libertad, porque la libertad la va a "afirmar y defender" como siempre ha hecho, ya que es "el signo" de este partido. "Espero que la hayan escuchado [a Tintori] esos en los que estáis pensando, y espero que también la hayan escuchado esos que les dejaron sus votos para apropiarse de muchas alcaldías en España donde ganó el PP", subrayó el presidente del Gobierno.

En su interv ención, una de las que más interés y expectativas había despertado, al estar encargado de lanzar las propuestas sobre nuevas fórmulas de participación interna, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, propuso que los militantes del partido no puedan acumular más de un cargo institucional ni más de un cargo orgánico, y defendió que los congresos del partido sean "asamblearios" con más participación de la militancia. Aunque Moreno adevirtió que "las primarias son una pose electoral que tiene truco" como se ha demostrado en otros partidos, el dirigente del PP-A también defendió la necesidad de que el partido rinda cuentas ante sus afiliados una vez al año de forma asamblearia.

Moreno planteó además la limitación a ocho años de los mandatos en el Gobierno central y en los autonómicos, así como en todos los ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes, al tiempo que reivindicó que haya limitación en los mandatos de los cargos electos. Moreno, encargado de lanzar las propuestas sobre nuevas fórmulas de participación interna, sostuvo que "se incompatibilice la responsabilidad institucional y una responsabilidad orgánica", aunque fuentes de su entorno explicaron que lo que quería decir es que se limiten las responsabilidades a una institucional y otra orgánica como máximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios