Rajoy ve al PP más rápido que sus adversarios en las reformas políticas

  • Los populares aceleran cambios en la ley electoral local para que los ayuntamientos los gobiernen "quien quieren los ciudadanos"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, da por hecho que el PP "se va a mover más deprisa" que los demás partidos en las reformas políticas, si bien insistió en que en asuntos como el de las primarias hay que actuar con "sensatez" y no intentando hacer "propaganda". "El PP se ha movido en esta Conferencia Política y se va a mover mas deprisa que el resto de fuerzas políticas, pero vamos a intentar hacer las cosas con sensatez, con sentido común y para intentar mejorar la situación actual". Así respondió Rajoy al ser preguntado por su discurso en la clausura de la Conferencia Política que el PP celebró el pasado sábado y, concretamente, por el tema de las primarias y la posible reforma de la ley electoral.

El jefe del Ejecutivo dijo que, "lógicamente", comparte los cambios que se plantearon durante la Conferencia relativos a la reforma electoral, las medidas de transparencia y la vigencia de la Constitución, y "si hay algunas cosas que se pueden hacer en el futuro" respecto a este último asunto. "Estamos todos muy de acuerdo y vamos a intentar plantear, tanto en el programa electoral como en el futuro, algunas novedades importantes".

Respecto a las primarias, "lo que queremos hacer es algo serio y que se cumpla", explicó Rajoy, criticando que ahora "todo el mundo tiene primarias pero sólo se presenta un candidato". "No vamos a hacer propaganda porque eso al final no conduce a nada, como hemos visto en los últimos tiempos con algunos asuntos relacionados con primarias", sino que "vamos a intentar hacer las cosas con un mínimo de sensatez", subrayó.

Dentro de este guión de transformaciones, el PP ha decidido priorizar una propuesta de reforma electoral local para que gobierne "realmente quien quieren los ciudadanos y no quien algunos quieren que gobierne en función de sus intereses". De esta manera anunció ayer el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, la iniciativa que esta semana van a presentar en el Parlamento.

En rueda de prensa en la sede del partido, el dirigente popular explicó que van a establecer una "prima mayoritaria en el caso de que se consiga un porcentaje de votos superior al 75% y si no una segunda vuelta", algo, que recordó, el PSOE "sí ha planteado". A esa segunda vuelta irían los partidos políticos que hayan superado el tanto por ciento establecido y a partir de ahí se colocaría otro límite, que "en teoría sería el que consiguiera el 40 % por ciento de los votos o una diferencia en torno a los 7 puntos" con otro partido. Si no se consiguiera en esta segunda vuelta la formación del Gobierno, se iría al sistema actual del "pacto".

El vicesecretario de Organización del PP añadió que el PP quiere "buscar el máximo consenso en esta reforma electoral local", aunque indicó que también quieren hablar de la reforma electoral autonómica, que "depende mucho de los estatutos de autonomía", y de la nacional, aunque esa formará parte del "programa electoral", por lo que la misma no se llevará a cabo antes de las próximas elecciones generales.

Martínez-Maíllo, que recalcó que la reforma electoral local sí la pueden abordar porque ya han pasado las elecciones municipales, insistió en que buscan "el mayor de los consensos posibles" y enfatizó que, aunque se esté al final de la legislatura, se puede "debatir" e incluso "aprobar la reforma electoral local.

El dirigente del PP señaló que el PSOE "en más de una ocasión" ha hablado de la "doble vuelta", aunque otra cosa es si les gusta el "porcentaje" que proponga el PP, algo que es una "cuestión de debate parlamentario".

Sobre si además de llevar la reforma electoral local al Congreso se pueden llevar a cabo reuniones bilaterales con el PSOE, Martínez-Maíllo aseguró que están "abiertos a dialogar con todos los partidos políticos en el ámbito parlamentario y fuera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios