Rajoy y Sánchez firman su primer pacto de Estado

  • El principal escollo en la negociación sobre el acuerdo antiyihadista ha sido la prisión permanente revisable, que el PSOE se compromete a cambiar cuando gobierne.

Comentarios 18

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, han firmado el pacto contra el yihadismo en un acto en el que ambos han coincidido en subrayar la "imprescindible" unidad contra el terrorismo y han pedido al resto de partidos que se sumen a ella. El Salón de Tapices del Palacio de la Moncloa ha sido el escenario elegido para esta rúbrica que han presenciado varios miembros del Gobierno como la vicepresidenta y los ministros de Interior y Justicia además de los portavoces parlamentarios del PP y del PSOE.

El acuerdo prevé que a los terroristas que causen muertes se les aplique la "máxima pena privativa de libertad" recogida en el Código Penal. En el nuevo Código Penal, reformado por el PP y aún en tramitación parlamentaria, esa pena sería de prisión permanente revisable. No obstante, el texto incluye una cláusula en la que ambas partes se comprometen a mantener el pacto aunque en un futuro cambie el sistema de penas.

El secretario general socialista ha insistido en que el PSOE "se opone firmemente" a la prisión permanente revisable y si vuelve al Gobierno la eliminarán del Código Penal. Este matiz ha permitido salvar el acuerdo en el que durante dos semanas han trabajado populares y socialistas, que se materializará mañana en una proposición de ley que ambos partidos van a registrar en el Congreso, que se tomará en consideración por el pleno el día 10 y se aprobará definitivamente el 19 de este mes, y para la que esperan contar con más apoyos parlamentarios.

Rajoy y Sánchez han entrado juntos a las seis de la tarde al Salón de Tapices, y tras sentarse han firmado el documento de ocho puntos. Después, de pie, han sellado el acuerdo con un apretón de manos. En los discursos, tanto uno como otro han insistido en anteponer la unidad contra el terrorismo que siempre han mostrado las dos principales fuerzas frente a los intereses partidistas.

Rajoy ha subrayado que el acuerdo es un "mensaje nítido" a los radicales que dota a España de las "mejores herramientas jurídicas y operativas" para garantizar la libertad de los ciudadanos ante la "mayor amenaza de nuestros días". Para el jefe del Ejecutivo, los dos principales partidos son "una sola fuerza" cuando se trata de defender lo que quieren "todos" los españoles, "el derecho a vivir en una sociedad libre y sin miedo". En este sentido ha recordado que populares y socialistas siempre han estado y estarán unidos contra el terrorismo y ha agradecido a Sánchez su "responsabilidad" con este acuerdo, que ha calificado como "la mejor respuesta legal contra el terrorismo".

Por su parte, Pedro Sánchez -que ha intervenido en primer lugar- ha señalado que el pacto demuestra que el PSOE "siempre ha antepuesto la necesaria unidad contra el terrorismo ante cualquier consideración partidista", pese a insistir en la "discrepancia" reconocida por las partes en torno a la prisión permanente revisable. En cualquier caso, Sánchez cree que el acuerdo responderá "con eficacia ante el terror y ante aquellos que quieren acabar con nuestra convivencia y libertades" y lo hará "sin debilitar lo más mínimo los derechos de los españoles".

Entre las medidas que recoge el texto firmado está la de tipificar como delito de terrorismo el desplazamiento al extranjero para incorporarse a una organización terrorista o colaborar con ella, así como la persecución a los denominados lobos solitarios, las personas que pueden atentar sin necesidad de pertenecer a una organización terrorista. También contempla las nuevas formas de terrorismo, la captación y el adiestramiento de terroristas -con especial atención al adiestramiento pasivo-, así como el uso de las redes sociales. Hay además un compromiso de impulsar las reformas legislativas necesarias para reforzar el marco jurídico contra el terrorismo, así como de garantizar los medios humanos y materiales que se requieran.

El PSOE está satisfecho con la firma de este pacto que, según han subrayado fuentes socialistas, no tiene que ver con la política económica o social, de ahí que no consideren que tenga una incidencia electoral negativa para el partido. Mientras, desde el Gobierno son "optimistas" con la posibilidad de que se sumen más fuerzas políticas y aunque no firmen el acuerdo apoyen la proposición de ley, pues como recuerdan fuentes del Ejecutivo, entre las medidas hay propuestas de formaciones.

Solo CiU ha mostrado su disposición para sumarse a las medidas acordadas en su tramitación parlamentaria y también UPyD está dispuesto a debatirlas. No obstante, fuentes de CiU han criticado la forma en la que se ha llegado a este pacto, sin contar con el resto de fuerzas parlamentarias, mientras que UPyD ha censurado el acuerdo por ser bipartidista y haberse "cocinado a espaldas de los demás partidos". Todavía más reticente, el PNV no critica sólo las formas, sino que incluso ve complicado apoyar la propuesta durante su tramitación, mientras que IU cree que el PP ha dado "un abrazo de oso" al PSOE para "legitimar la cadena perpetua".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios