Rajoy a Zapatero: "Si yo fuera él habría ido a Rodiezmo a dar la cara"

  • El líder del PP afirma que "la imagen de la silla vacía de Zapatero" en la fiesta minera "plasma el engaño a todos los españoles".

Comentarios 32

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha invitado este sábado al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a que acuda mañana a la fiesta minera astur-leonesa en Rodiezmo para que "dé la cara, haga pedagogía y explique" sus medidas económicas. "Yo habría ido", ha añadido el líder popular.

Rajoy, en el acto de apertura del curso político en Soutomaior (Pontevedra), opinó que "la imagen de la silla vacía de Zapatero" mañana en Rodiezmo por primera vez desde que fue investido presidente será "la plasmación gráfica del engaño a todos los españoles" sobre la situación de la economía nacional.

Acusó al presidente de haber hecho "mucha demagogia y mucha propaganda" y le preguntó "¿y ahora, qué?", al tiempo que afirmó que si estuviera en su lugar "hubiera ido" al acto de mañana en Rodiezmo "y hubiera explicado" su gestión.

"Eso debe hacer un buen gobernante", aseveró. El líder de la oposición afeó a Zapatero que "no haya dicho la verdad" al "no admitir la crisis", luego de decir que "éramos los mejor preparados", que "íbamos a ser los primeros en salir" y al "hablar de los brotes verdes y de una recuperación inminente. Todo era mentira", subrayó.

Abundó en que "hay que ser realistas", pues "está muy bien ser optimista, pero si la realidad no tiene nada que ver, acabas haciendo el ridículo y creando un problema", dijo Rajoy, para quien "el riesgo de España hoy es de estancamiento económico y de empleo".

El presidente del PP abogó por "tener un plan", pues cree que "es mejor tener uno, aunque sea malo, que no tenerlo, porque la gente sabe a qué atenerse".

"La etapa de las ocurrencias, las improvisaciones, los anuncios y la propaganda tiene que ser una etapa cerrada. La gente debe saber lo que va a pasar", enfatizó.

También echó en falta "coherencia" en la gestión del Gobierno, pues "los ministros -afirmó- deben decir lo mismo, que tampoco es tan difícil", y puso como ejemplo de las discrepancias las declaraciones públicas sobre los impuestos, las pensiones y las infraestructuras.

Gobierno "solo, provisional y con ministros a tiempo parcial"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha descrito este sábado al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero como "un Gobierno provisional", con ministros que "trabajan a tiempo parcial", en alusión a Celestino Corbacho y Trinidad Jiménez, y "solo" a la hora de defender los Presupuestos del Estado.

Rajoy, en el acto de apertura del curso político en la localidad pontevedresa de Soutomaior, criticó que haya "ministros que anuncian que se van ya y otros un poco más tarde", e ironizó con que "los hay que están en otras cosas, metidos en líos porque tienen dos cargos y olvidan sus responsabilidades de Gobierno".

También aludió a la "soledad" de Zapatero y su equipo, pues "no cuenta", dijo, "con el apoyo de sindicatos, empresarias ni otras fuerzas políticas", y como ejemplo paradigmático se refirió a los Presupuestos Generales del Estado de 2011.

Unos instrumentos, adujo el líder del PP, "que deben servir únicamente al interés general con el objetivo de salir de la crisis, crear empleo y mejorar la renta de los españoles", y no para que Zapatero "consiga su gran objetivo, seguir ahí", en el Gobierno, y con ese objetivo, dijo, anda buscando ahora el apoyo del PNV.

Rajoy insistió en que "el problema" de España "no son los cambios de Gobierno, lo que hay que cambiar es al Gobierno", repuso, pues cree que es "la mejor medida económica que se podría tomar hoy en el país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios