la lucha antiterrorista La unidad empieza a resquebrajarse

Rajoy reprocha a Zapatero su negociación con ETA y niega que Aznar lo hiciera

  • El PP acusa al PSOE de "jugar peligrosamente" con el Pacto Antiterrorista al hacer electoralismo sobre el acoso a la banda

Comentarios 1

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer que su partido nunca negoció con ETA cuando José María Aznar estaba al frente del Gobierno, a diferencia del PSOE y de José Luis Rodríguez Zapatero, quienes "no pueden negar" que sí lo hicieron durante la pasada legislatura.

Las afirmaciones del líder de los populares encontraron respuesta en la portavoz del Comité Electoral del PSOE, Elena Valenciano, para quien Rajoy, con esas palabras, ha jugado "peligrosamente con el Pacto Antiterrorista" y ha vuelto a emplear la lucha contra ETA con fines "puramente electorales".

Para esta dirigente socialista, la afirmación del líder del PP resulta un hecho "gravísimo" que "merece la respuesta contundente de toda la sociedad".

En el acto de presentación de un libro sobre el ex presidente de los populares vascos Carlos Iturgaiz, Rajoy se extendió más de lo habitual en sus opiniones sobre el estado de la lucha antiterrorista, en la que apoya al Gobierno, y sobre las actas de la negociación de la pasada legislatura entre el Ejecutivo y la banda terrorista, efectuadas en fase de alto el fuego.

El líder del PP destacó que su partido defiende firmemente, como siempre, que no se puede negociar con ETA, y esa posición que mantiene ahora también la mantuvo en el pasado.

Según señaló, el Gobierno del PP nunca negoció con los terroristas. "A Suiza fueron tres enviados del presidente Aznar y estuvieron dos horas y media con ETA para ver sus intenciones -tras la declaración de la tregua en 1998-. La respuesta la publicaron ellos mismos: no hicieron ninguna propuesta concreta, vinieron con las manos en los bolsillos. El PP nunca negoció".

En cambio, agregó Rajoy, no puede decirse lo mismo de los socialistas, que sí negociaron hace unos años, "y no lo han negado porque no pueden".

Por ello, insistió, el PSOE intenta "transmitir una verdad que es mentira", ya que "eso que dicen", que los populares negociaron con ETA, es "mentira".

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer por su parte que operaciones policiales como la del martes en Legorreta (Guipúzcoa) "acercan más al final de ETA", y celebró la "separación" que percibe entre la izquierda abertzale y la organización terrorista, porque tiene "enormes ventajas" para la democracia.

En una conferencia en el foro Barcelona Tribuna, el vicepresidente primero del Ejecutivo afirmó que no contempla un comunicado de ETA que anuncie una nueva tregua de carácter irrevocable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios