Rajoy acusa a Zapatero de transferir competencias a cambio de votos

  • El presidente del Gobierno recrimina al PP su falta de "imaginación y propuestas" y le pide que anuncie de una vez sus 50 medidas contra la crisis.

Comentarios 52

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó este miércoles al líder del PP, Mariano Rajoy, de falta de imaginación y propuestas en materia económica y le indicó que ha vuelto igual que cuando se fue de vacaciones, "repitiendo las mismas frases que en el debate sobre el estado de la nación".

Así respondió Zapatero en la sesión de control en el Congreso a la pregunta de Rajoy sobre las medidas que adoptará el Ejecutivo ante la grave situación que atraviesa la economía española.

El líder del PP le dijo a Zapatero que está haciendo mucho daño a los españoles y añadió que sigue igual que antes del verano "porque el paro sigue aumentando, el crecimiento económico disminuye y, mientras en Europa comienza la recuperación, aquí no".

Además, le recordó la huelga generaly que tiene en contra a empresarios y a sindicatos y le pidió que no haga daño con los Presupuestos, "cambiando votos para mantenerse por unas transferencias" y que ponga "un mínimo de orden en su Gobierno"

Zapatero enumeró las medidas llevadas a cabo por el Ejecutivo como el "imprescindible" plan de austeridad y de reducción de déficit "que se está cumpliendo, como lo demuestran los datos de ejecución y del déficit que evolucionan favorablemente".

Además, subrayó que los Presupuestos Generales del Estado de 2011 prevén una reducción del gasto del 7,7% y que los ministerios reducirán una media del 15% sus partidas, "preservando las relativas a I+D+i y a educación".

Asimismo, destacó que el Gobierno también está llevando a cabo una importante agenda de reformas como las relativas al sistema financiero, al mercado laboral, a las pensiones y las vinculadas con la competitividad como la del sector servicios, la estrategia estatal de innovación, la ley de ciencia y tecnología o el plan integral de política industrial.

En este sentido, incidió en otras reformas previstas como la relacionada con las políticas activas de empleo "para que los servicios públicos de empleo sean mucho más eficaces en el grave y principal problema del paro".

Zapatero abogó por estabilizar la deuda pública y garantizar un crecimiento económico "que puede ser más o menos rápido, pero que va a ser sostenido".

El presidente del Gobierno le pidió a Rajoy antes de terminar su intervención dos cosas: que presente ya sus 50 medidas para salir de la crisis y que mantenga una actitud constructiva, "que le vendrá bien a la economía y a España".

Por su parte, Rajoy señaló que la política económica del Gobierno ha sido "un despropósito, ha pasado de no hacer nada a hacer una cosa, hacer la contraria y luego la contraria de la contraria".

Además, le indicó a Zapatero que ha cambiado de opinión un sinfín de veces en temas importantes, "con decisiones improvisadas, de un día para otro y en contra de su programa y de sus discursos".

El líder del PP le dijo al presidente del Gobierno que su labor ha generado una enorme desconfianza e incertidumbre.

Como muestra de que su grupo sí presenta iniciativas, Rajoy le emplazó al debate del jueves sobre la reforma laboral para que apoye las 70 enmiendas que su grupo presentó y el PSOE no aceptó y a que lleve a cabo la proposición del PP aprobada en la que se pide que las pymes y los autónomos puedan aplazar el pago de impuestos para compensar la morosidad de las administraciones públicas.

Rajoy afirmó que no se sabe quién va a apoyar al Gobierno en los próximos debates y subrayó que el Ejecutivo está en situación de provisionalidad, "el ministro de Trabajo no está y no sabemos cómo está la de Sanidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios