Rajoy afirma que España no puede seguir con este Gobierno de "chirigota"

  • El líder del PP acusa al PSOE de estar más ocupado en insultarle que en reducir el paro.

Comentarios 11

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado que España no puede continuar con un Gobierno como el actual, que "la gente se toma a chirigota", ni con un PSOE más ocupado en insultarle que en reducir el paro. En la clausura del congreso de Nuevas Generaciones, celebrado en Zaragoza para elegir a su nueva presidenta, la andaluza Beatriz Jurado, el líder nacional del PP ha confrontado esa imagen de un Partido Socialista "desconcertado", "pasivo" y "resignado" ante la crisis con la de su propio partido, resuelto a solucionar los problemas económicos y a lograr que España "sea respetada en el mundo".

Frente a un Gobierno poblado por "gente incompetente", aparece un PP que sabrá ir apagando los efectos de la crisis y que irrumpirá en Europa para opinar, "no para recibir órdenes". Rajoy, quien no ha hecho menciones a la política antiterrorista, ha citado varios ejemplos de lo que, a su juicio, es una clara incompetencia del Gobierno.

Primero, el reciente viaje de José Luis Rodríguez Zapatero a China: "Un presidente no puede ir a anunciar inversiones en las entidades españolas para que al día siguiente le desmientan los responsables de ese fondo de inversión; eso supone que la gente se acaba tomando a chirigota este Gobierno". Después, las previsiones de crecimiento del Ejecutivo, "contrarias" a las de la mayoría de los organismos internacionales y de estudios económicos. Para terminar, unas declaraciones del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, quien en un medio de comunicación considera que España puede llegar a los cinco millones de parados y que quizá haya que recurrir al Fondo de Reserva de la Seguridad Social para pagar las pensiones.

Son pruebas, según Rajoy, de que el PSOE está "desorientado", "resignado" y "pasivo" y de que necesita "un cambio de actitudes", un cambio que le lleve a ocuparse más del paro y de la economía en vez de "estar activo" contra él y de competir en quién "se mete" más con él. El Partido Popular, sin embargo, no se resigna a las consecuencias de la crisis, y así, seguirá explicando sus propuestas a los ciudadanos, y aparcará los "eslóganes" que, a su juicio, gustan tanto a los socialistas. "España tiene un reto de presente y de futuro, el reto al que nos vamos a aplicar durante los próximos años, es el objetivo más importante, y ése será generar las condiciones para crear puestos de trabajo", ha resumido el líder de los populares.

Ya que estaba en la clausura de Nuevas Generaciones, el presidente del PP ha situado el paro juvenil, por encima del 40 por ciento, como el principal problema del país y como "una lacra" que ralentizará las posibilidades de crecimiento de España si no se afronta a tiempo. Así, ha afirmado que "siendo importante el déficit y la deuda", el problema principal es el paro de los jóvenes, lo que, "además de provocar que se vayan a otros países a buscar trabajo", termina afectando al "futuro de los españoles y al bienestar de todos".

Rajoy, además, ha abogado por una reforma del modelo educativo, por favorecer que haya un millón de emprendedores más, lo que el PP plasmará en un proyecto de ley que en breve llevará al Congreso, y por eliminar el canon digital, extremo que también en poco tiempo será motivo de debate en la Cámara Baja. El presidente del PP ha felicitado al que ha dejado de ser presidente de Nuevas Generaciones, Nacho Uriarte, y a la que le sucede, Beatriz Jurado, quien en su primer discurso ha animado a los jóvenes del partido a que hagan posible "el cambio que necesita España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios