Rajoy afirma que los Presupuestos dedican el 53% al gasto social

  • El presidente del Gobierno detalla que las CCAA mejorarán un 8,7% su financiación. Tendrán 7.400 millones más que hace un año y 2.900 extra gracias al ahorro en el pago de intereses.

Comentarios 24

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, que destina más de la mitad del gasto, el 53,5%, a la partida del gasto social, frente al 33,7% que irá dirigido a las actuaciones de carácter general, el 8,1% para las actuaciones económicas y el 4,8% a los servicios públicos básicos, según ha avanzado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en una rueda de prensa.

Así, de cada 100 euros del Presupuesto, 39 euros se dedicarán a las pensiones, 7 euros al desempleo y las políticas activas y 8 euros a otros gastos sociales. A esto, según Rajoy, hay que sumar los 14 euros adicionales que recibirán las comunidades, que son las que financian los servicios sociales. Además, 10 de cada 100 euros irán a pagar los intereses de la deuda.

Las pensiones, por su parte, subirán un 0,25% como marca la ley, mientras que sueldo de los funcionarios subirá un 1% porque, tal y como ha dicho el presidente, la mejoría evidente del país permite "revertir poco a poco los esfuerzos" hechos estos años. Además, el Gobierno devolverá  otro 25% de la paga extra eliminada en 2012 este mismo año y el resto se irá recuperando en 2016. "Somos absolutamente conscientes de los esfuerzos que han hecho los trabajadores públicos", ha subrayado.

Además del gasto social, las cuentas serán "un claro apoyo" al crecimiento y la transformación de la economía en partidas como las inversiones, la financiación de la educación, el fomento del empleo, las ayudas a familias y dependientes o el Plan Crece. En concreto, Rajoy ha precisado que subirán las inversiones, sobre todo las de Fomento, las becas, la inversión en I+D y de "forma significativa" la atención a la dependencia.

Pese a estas mejoras, las cuentas continúan también "la enorme tarea" de consolidación fiscal que tiene que hacer España. Una tarea "ingrata y difícil", según Rajoy, pero que ha sido la base de la recuperación económica, porque ha permitido a España pasar de la "prequiebra" del año 2011 a una situación "mucho más razonable" este año.

Las comunidades, por su parte, mejorarán un 8,7% financiación y contarán con 7.400 millones más que hace un año y 2.900 extra gracias al ahorro en el pago de intereses. En total, 10.000 millones más que, según el presidente, ayudarán las regiones a cumplir los objetivos de déficit y a mantener los servicios públicos esenciales como la educación, la sanidad o los servicios sociales.

Con estas cuentas, el Gobierno pretende asentar "con más fortaleza" la recuperación económica y seguir gobernando hasta el último día, tal y como había prometido. El Presupuesto, a su juicio, marca la senda que permite a los distintos agentes económicos, públicos y privados, hacer sus previsiones y tomar sus decisiones estratégicas en un horizonte de "estabilidad".

Además, cierra una "etapa dificilísima" y abre un nuevo periodo de crecimiento "sostenido" y de creación "intensa" de empleo, ahora que el país está entrando en un "círculo virtuoso" de más competitividad, más crecimiento, más empleo, más ingresos y menos impuestos. De hecho, pretende fortalecer esa senda de crecimiento, que si "no se tuerce ni se frena" puede llevar al periodo de crecimiento y bienestar más largo de la historia reciente" de España.

Según Rajoy, la aprobación de los Presupuestos culmina "un curso político de enorme actividad" en el que se han puesto en marcha medidas muy importantes, como la reforma fiscal, que ya está dejando notar sus efectos y que permitirá que los españoles paguen menos impuestos al final de la legislatura que cuando el PP llegó al poder. Además, si la recuperación se mantiene, el Ejecutivo planteará nuevas rebajas de impuestos en el futuro.

Según Rajoy, en 2015 se ha confirmado "de manera clara" la recuperación económica y España es ahora el país de la OCDE que más crece y más empleo crea. "La recuperación es innegable y gana fuerza día a día", ha dicho, tras asegurar que todos los indicadores prueban la mejora económica. "Se pueden buscar todas las sombras que se quieran buscar, pero estamos ante un cambio indiscutible que llega cada vez a más a los ciudadanos y eso es algo que todos deberíamos celebrar", ha añadido.

De hecho, ha asegurado que se ha producido una "transformación de España" en esta legislatura, y ha puesto como ejemplo el crecimiento del PIB en el segundo trimestre, del 1% intertrimestral, que sitúa a la economía española en "niveles desconocidos" desde hace ocho años. "Las reformas dieron sus frutos y el crecimiento está aumentado cada día", ha subrayado, tras afirmar que la economía está hoy "más saneada y está creciendo y creando empleo a un ritmo histórico".

Aún así, ha admitido que aún hay "riesgos" y que todavía hay muchas personas a las que todavía no les ha llegado la recuperación, aunque ha añadido que si se mantiene la actual política económica, pueden tener una "confianza fundada" de que en el futuro notarán la mejora.

Rajoy ha resaltado también la mejora del déficit público, que se ha reducido desde casi el 11% del PIB a menos del 3% del PIB en 2016, uno de los factores que más ha contribuido, en su opinión, a la recuperación económica, y ha afirmado que España ha cumplido todos los años con el objetivo de déficit, lo que genera confianza "dentro y fuera". Para el próximo año, ha indicado que el recorte del déficit no vendrá por el menor gasto sino por la mejora de los ingresos.

El presidente del Gobierno también se ha referido a la caída de los precios, y ha asegurado que el "intenso crecimiento" de la economía española no va acompañado "por primera vez en la historia" de una escalada de la inflación. "Los precios se mantienen controlados y el diferencial de precios con la UE es favorable y por tanto recuperamos competitividad", ha añadido Rajoy, quien ha apuntado que la inflación es "el impuesto de los más débiles".

Igualmente, ha resaltado la mejora del sector exterior de la economía española, y ha afirmado que el año pasado hubo récord de exportaciones y que este año siguen creciendo, por lo que se puede decir que España crece "de forma sana y equilibrada", con un peso de las ventas exteriores sobre el PIB que supera el 30%.

Menos parados y más afiliados

En cuanto al empleo, "el indicador que da sentido a toda la política económica", Rajoy ha destacado que hoy hay medio millón de parados menos y más afiliados que cuando llegó al Gobierno y ha señalado que, aunque le hubiera gustado crear muchos más puestos de trabajo, entre 2014 y 2015 se generarán un millón de empleos en España.

El jefe del Ejecutivo ha resaltado que el 56% de los ciudadanos europeos que encontraron empleo en el último año eran españoles, mientras que entre 2008 y 2011 seis de cada diez europeos que perdían su trabajo vivían en España. "Quienes nos critican olvidan que durante su gobierno llevaron la tasa de paro del 8% al 22%", ha añadido.

"Sé que estos datos pueden parecer modestos ante la magnitud del trabajo que aún nos queda por hacer, nos gustaría haber creado mucho más empleo, pero se van a crear un millón de empleos en nuestro país en dos años, y quienes nos critican llevaron la tasa de paro del 8% al 22%. Estos son los avales de unos y de otros", ha subrayado Rajoy, tras concluir que las cosas están ahora "mucho mejor" y se puede mirar al futuro "con más optimismo que antes". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios