Rajoy no se fía del pacto anticrisis que pueda plantear el Gobierno

  • Cree que la comisión es una "patada hacia delante" y pide que el Gobierno acuda el jueves con un "papel concreto de medidas urgentes".

Comentarios 1

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró este lunes que el Gobierno no transmite "ninguna sinceridad ni ninguna fiabilidad a la hora de plantear un pacto" para luchar contra la crisis económica. A su juicio, la comisión negociadora propuesta el pasado miércoles por José Luis Rodríguez Zapatero es "una patada hacia delante" para "generar confusión" mientras espera a que "escampe". Además, pidió al Ejecutivo que el jueves, día en que se reunirá con la oposición, acuda a la cita con un "papel concreto de medidas urgentes".

Así lo expuso Mariano Rajoy durante su discurso ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde el grueso de las intervenciones se centraron en la situación económica y la oferta del pacto lanzada por el Ejecutivo socialista. 

Tomaron la palabra la presidente de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el presidente fundador, Manuel Fraga, el presidente de la Rioja, miguel Sanz; la presidente del PP catalán, Alicia Sánchez- Camacho y la presidenta del PP aragonés, Luisa Fernanda Rudi, según informaron fuentes populares. 

Ante la plana mayor del partido, Rajoy repitió uno de los mensajes que ya esgrimió el pasado miércoles ante el Pleno del Congreso. Así, y tras recordar que el PP ha ofrecido acuerdos al Gobierno "hasta en seis ocasiones", enumeró de nuevo las tres opciones que a su juicio podrían aplicarse en este momento: una "rectificación total y absoluta" de la política del Gobierno, que los socialistas cambien al presidente del Gobierno o un adelante electoral.

Prioridades en este momento

Rajoy aseguró que las dos prioridades "fundamentales" en este momento son el control del déficit y la reestructuración del sistema financiero. A ellas sumó, pero "ya en otro escalón", la reforma del mercado laboral, la aprobación de una Ley de Morosidad y otra de Estabilidad Presupuestaria, así como que no suban los impuestos y que no se pague el IVA hasta que no se cobre la factura. 

El presidente nacional del PP criticó que el ejecutivo haya anunciado "un papel genérico" para la reunión que celebrará la comisión negociadora el próximo jueves y añadió que "lo que tienen que hacer es un papel concreto de medidas urgentes y llevarlas a cabo ya". 

"Vamos adonde se nos llame, por tanto, iremos adonde se nos llame, pero hoy la prioridad es que el Gobierno diga lo que quiere hacer, no que no de un índice de temas, que diga lo que quiere hacer, porque para eso es el Gobierno", exclamó.

Subraya que Zapatero no le ha llamado

Eso sí, el líder de la oposición se mostró escéptico con la posibilidad de alcanzar un pacto económico con el equipo socialista. "El Gobierno no transmite ninguna sinceridad ni ninguna fiabilidad a la hora de plantear un pacto -prosiguió-. La sinceridad y la fiabilidad del Gobierno es la misma que cuando negó la crisis, es la misma que cuando nos explica los datos económicos, la misma que cuando hace previsiones y la misma que cuando hace diagnósticos". 

Tras asegurar que el gobierno quiere "ganar tiempo" con este "enredo" porque está "preocupado por las encuestas" y no por dar solución a la crisis, advirtió de que el PP "no se va a hacer" corresponsable de la disparatada política" que el PSOE lleva aplicando seis años. "Este señor no es Papandreu, que acaba de llegar y que puede echar la culpa a los demás", aseveró.  

De Cospedal se despide "insultando"

También la secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, criticó que el Gobierno reclame un acuerdo contra la crisis "insultando" al líder de la oposición, sin llamarle por teléfono y "echando la culpa de todo lo que ocurre al PP". 

De Cospedal señaló que su formación irá a la reunión de la comisión negociadora tras escuchar las propuestas del Gobierno y ver si son "viables y fructíferas" para frenar el desempleo. Eso sí, reprochó a Zapatero que diga que el PP pone "condiciones" para un acuerdo por defender una bajada de impuestos, reducir el gasto público y la reestructuración del sistema financiero. En su opinión, se trata de medidas a las que no puede renunciar "ningún partido político responsable". 

 "Si pone como condición que no se pueden bajar impuestos y lo hace insultado al líder de la oposición y sin que le llame, a lo mejor es que el Gobierno no quiere un acuerdo con el PP y lo que está haciendo en este caos también es engañar acerca de sus supuestas intenciones", concluyó.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios