Debate del estado de la Nación

Rajoy eleva su apuesta: "Creo que hasta vamos a crecer más del 2,4% este año"

  • El PNV y la mayoría de los partidos del Grupo Mixto afean al presidente su exceso de optimismo. Las réplicas a ERC y Amaiur, los momentos más tensos de la sesión.

Comentarios 38

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado convencido de que España crecerá más del 2,4% este año, aunque ésa será la cifra que se recogerá en el cuadro macroeconómico que se enviará e Bruselas en abril, y de que se podrán alcanzar de nuevo los 20 millones de empleos en los próximos años. Así lo ha señalado en la segunda jornada del Debate sobre el estado de la Nación en respuesta a la intervención del portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, que ha reconocido la mejora de algunas cifras macroeconómicas en España pero ha acusado al jefe del Ejecutivo de caer en la autocomplacencia y de fijar previsiones "bastante optimistas". Esta crítica también la comparten el resto de grupos minoritarios que han intervenido.

"Ha venido sólo con brochas de color rosa, tonos pastel", ha denunciado Esteban, tras criticar la ausencia de menciones de Rajoy a "las nubes" que hay en el horizonte o el reconocimiento de algún error, ya que la recesión puede haber terminado pero la crisis sigue ahí. Rajoy, por su parte, ha explicado que el Gobierno planteará ese 2,4% en la actualización del programa de estabilidad que tiene que enviar a Bruselas en abril, aunque muchos organismos han dibujado previsiones mayores para 2015. "Creo que vamos a mandar el 2,4%, pero creo que hasta vamos a crecer más que eso", ha dicho. De la misma forma, se ha mostrado convencido de que España volverá a los 20 millones de empleos que logró alcanzar antes de la crisis, aunque sólo si se mantiene la política que se está llevando a cabo y se sigue ganando competitividad, apoyando al sector exterior y mejorando el consumo. A su parecer, la cifra es "perfectamente alcanzable", pero es "fundamental" mantener la dirección marcada en los últimos años, algo que será mucho más sencillo ahora que no hay que aplicar medidas de austeridad "tan duras". 

Rajoy ha considerado "injustas" las críticas sobre la autocomplacencia y ha recordado a Esteban que el Gobierno siempre ha sido "realista" en sus intervenciones económicas. En este sentido, ha subrayado que cuando llegó al poder advirtió de que venían años "difíciles", con cifras negativas de crecimiento y destrucción de empleo. Según Rajoy, sólo cuando las cosas empezaron a mejorar dijo que 2014 y 2015 serían "los mejores ejercicios económicos en muchos años", algo que finalmente se ha demostrado porque las previsiones han quedado por debajo de la realidad. "No se puede decir que el Gobierno actúe con autocomplacencia", ha aseverado. 

De hecho, Rajoy ha recordado que los grandes objetivos que se marcó el Gobierno al llegar al poder fueron terminar con la sangría del paro, darle la vuelta a la situación económica y empezar a crear empleo, el gran objetivo de la legislatura. "Podrán discutirse medidas, decisiones tomadas, haber usado el decreto más o menos, pero es evidente que nos hemos aplicado para intentar conseguir ese gran objetivo compartido", ha indicado. De la misma forma, el presidente ha explicado que al inicio de la legislatura anunció las tres primeras medidas que iba a tomar: la Ley de Estabilidad, la reforma laboral y la reestructuración del sistema financiero. "Y lo hicimos porque entendíamos que eran las más importantes", ha dicho, tras asegurar que el grueso de lo que dijo en el debate de investidura "se ha cumplido". Esteban, por su parte, ha criticado también a Rajoy por tardar tanto en poner en marcha medidas tan importantes para la economía como las anunciadas el Debate, y le ha acusado de esperar a la proximidad de las elecciones. "Más valía que hubiera elecciones cada año", ha dicho. Rajoy, en cambio, ha explicado al portavoz vasco que en los primeros años de legislatura el Gobierno optó por mantener el estado de bienestar y que es ahora, cuando se han recuperado los ingresos, cuando puede tomar nuevas medidas que ayuden a apuntalar el crecimiento.

En una línea muy similar, la diputada del BNG Olaia Fernández ha reprochado también al Gobierno el panorama "desolador" en el que dejará a España al finalizar su mandato como consecuencia de sus políticas "injustas", que Galicia también ha sufrido de manos de un Ejecutivo "nulo e incumplidor". "Su Gobierno se ha dedicado a amargarle la vida a los ciudadanos desde el inicio de su mandato", ha censurado la diputada gallega al jefe del Ejecutivo durante su intervención en el debate, durante la que también ha acusado a Rajoy de gobernar "en contra de la población" y estar "obsesionado únicamente con rescatar a la banca y reducir el déficit". En este punto, Olaia Fernández ha repasado las consecuencias que deja la "errática" política de austeridad del Gobierno: "sanidad peor que hace 30 años, un decadente y desigual sistema educativo, Ley de Dependencia eliminada prácticamente, reforma laboral, cifra de parados o emigración de jóvenes". Y, según ha lamentado, de este escenario no se ha librado Galicia, que sufrió el rescate de su sistema financiero para después ser vendido "a precio de saldo", un AVE "que nunca llega", una "política despótica" de la concesionaria de la AP-9 o una difícil situación para el sector lácteo o el pesquero. En su réplica. Rajoy ha defendido las inversiones del Estado en Galicia durante la legislatura y le ha pedido "ponderación y justicia" para reconocer todo lo realizado, porque no hacerlo cree que afecta a la credibilidad de este partido. 

Menos duro ha sido el portavoz de Foro Asturias (FAC), Enrique Álvarez Sostres, quienha felicitado al presidente Mariano Rajoy por sus aciertos en materia económica, aunque también le ha recordado que queda mucho camino por hacer y le ha demandado un nuevo modelo de Gobierno en el que se dirija a los electores "con la verdad por delante" y sin más promesas electorales que luego incumple. Así lo ha señalado Sostres durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Nación, donde ha considerado la opinión de Rajoy "demasiado optimista", aunque ha reconocido que la situación es mucho mejor que hace cuatro años. A su parecer, algunas medidas empiezan a dar sus frutos, pero "el vendaval económico y político" deja a muchos fuera y no bastan las promesas de última hora buscando el voto del ciudadano. Sostres también ha hecho referencia a la inestabilidad política, a los resultados del CIS y a los casos de corrupción que hay en el país y, sobre todo, al de la supuesta financiación ilegal del Partido Popular. "Éste es el estado de la Nación tal y como yo lo veo", ha señalado, tras asegurar que en esa silueta de España Rajoy tiene una "buena cuota de responsabilidad". Ha vuelto a contestar de una forma similar a BNG: ha pedido que valore las inversiones que ha hecho el Gobierno en Asturias.

Por otro lado, la diputada de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha acusado al presidente  de haber aplicado "el austericidio" durante la presente legislatura, en la que también le ha advertido de que "la Navarra foral y española" ha cambiado, como lo demuestra a su juicio que dos de los cinco diputados que la representan en el Congreso son abertzales. "No es ni lo que usted ni ninguno de nosotros aceptemos, sino lo que la ciudadanía democráticamente decida", le ha dicho.Uxue Barkos ha explicado que pese a considerar Navarra "foral y española", el Gobierno "le ha negado el pan y la sal" durante la legislatura, ha recurrido sus normas al Tribunal Constitucional y la ha "castigado presupuestariamente". "Y la ha golpeado donde más duele: 700 familias navarras a las que desde septiembre ha dejado de pagar subsidio paro paro de larga duración", ha añadido. La diputada, que ha empleado el euskera al final de su intervención para defender el uso de las lenguas autonómicas en el Congreso, ha acusado a Rajoy de haber hecho en el Congreso un discurso para "levantar el ánimo de sus tropas" sin hacer "balance real" de la legislatura: si se ha logrado mejorar algunas cifras macroeconómicas, ha dicho, ha sido "jugando a los números con el Estado del Bienestar". El presidente del Gobierno ha defendido que en esta legislatura ha tomado "decisiones importantes" para Navarra como el acuerdo para resolver el conflicto del IVA de Volkswagen o para la recaudación de nuevos impuestos estatales, que darán a la Comunidad Foral "más recursos tributarios". 

En otra onda han ido desde UPN, Carlos Salvadorha alertado contra el auge del secesionismo y del radicalismo en Navarra y ha recalcado que su partido mantendrá la defensa de la Constitución y que la integración en España "es la mejor garantía de prosperidad para todos". "Bajo el yugo de los radicalismos se vive peor y en el gulag euskaldun sólo caben los euskaldunes afines", ha manifestado Salvador durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación. El presidente ha afirmado que Navarra "se juega mucho" en los próximos meses, en que afrontará elecciones autonómicas y municipales, y ha añadido que no le convienen "operaciones que nada tienen que ver con la sensatez y la lógica". 

La diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, ha recordado a Rajoy que "hay que tratar de manera desigual a los desiguales" como dijo en su debate de investidura y le ha pedido que se tenga en cuenta la insularidad y que venda en el exterior los aspectos fiscales del REF canario. Oramas ha señalado que es necesario que Canarias "sea el punto de negocios con África", al tiempo que ha subrayado que su comunidad ha tenido los mismos recortes que el resto de autonomías pero a ello ha sumado "los sobrecostes de la lejanía e insularidad". "El sobrecoste de la insularidad es permanente haya o no haya crisis, por eso la UE mantiene sus políticas con Canarias pero el Gobierno del Estado no lo entiende", ha subrayado. Oramas ha preguntado a Rajoy si varias cuestiones que se comprometió y no ha cumplido se han debido a razones políticas o económicas, y se ha referido al plan de infraestructuras que se comprometió a mantener y lo ha eliminado mientras ha creado el plan de infraestructuras turísticas para los ayuntamientos de la Costa de Sol.  Rajoy ha manifestado que, en circunstancias "difíciles", el Ejecutivo ha realizado un "esfuerzo de atención" a Canarias, culminado con el acuerdo "razonable" sobre la reforma del Régimen Económico y Fiscal (REF) de esa comunidad autónoma. 

Amaiur y ERC protagonizan los momentos de más tensión

El momento más tenso ha vuelto a ser cuando ha intervenido el diputado navarro de Amaiur, Sabino Cuadra, quien ha acusado al Gobierno de estar intentando "reventar el proceso de paz" y ha considerado "puro sadismo" y "venganza cobarde" la política de dispersión de presos de ETA, que "busca castigar a sus familiares". En su discurso, Cuadra ha asegurado que en "Euskal Herria hoy tan solo queda un tipo de violencia política: la del Estado" y se ha referido a "la violencia de las ilegalizaciones, las detenciones, la tortura, la cárcel o los tribunales de excepción", entre otras.  

El presidente del Gobierno ha tachado de "repugnante" que el diputado de Amaiur haya afirmado que en el PP "estaban muy cómodos con el conflicto violento", es decir, "cuando ETA mataba". "Señoría no tiene usted ni un ápice de humanidad", ha dicho el jefe del Ejecutivo. Rajoy, que ha reiterado que va a mantener su política antiterrorista hasta que se disuelva ETA, se ha preguntado "qué pueden pensar las familias de las víctimas del terrorismo" cuando escuchan esa afirmación de "alguien como" Cuadra, que a la vez manifiesta "su voluntad de que acabe eso que él llama conflicto". "Una de las cosas realmente grandes de la democracia es que permite que en un parlamento democrático, que representa la soberanía nacional, una persona como el señor Cuadra pueda venir aquí a dar lecciones de derechos humanos, de derechos fundamentales y a acusar al Gobierno de negar derechos", ha añadido. 

También ha sido tensa la intervención del portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha advertido que tras la victoria de las fuerzas independentistas en las elecciones catalanas del próximo 27 de septiembre se aplicará "una hoja de ruta para la constitución de la República catalana" y así hacer "un país mejor, más justo y más próspero". "Reconozca que el 27-S se celebrará un referéndum de independencia, para que pueda votar todo el mundo, los del sí y los del no, y que incluso sus simpatizantes irán a votar. A partir de ahí, si ganamos los del sí, aplicaremos una hoja de ruta para la constitución democrática de la República catalana", ha afirmado Bosch.El portavoz republicano considera que el presidente habló en su intervención inicial de "un país maravilloso que remonta a grandes zancadas" y que, al mismo tiempo, "se lamentó de la pesadilla catalana", por lo que le ha respondido que "lo tiene muy fácil" y por ello le ha recomendado que "suelte lastre, esa carga tan enorme". "Independícese", le ha exhortado. "Seguro que seguiremos siendo grandes amigos. Usted en el reino maravillosos del Candy Crush y yo de vuelta a Barcelona, que es donde pertenezco. Adiós, Mariano Rajoy, adiós. El 27-S haremos un nuevo país mejor, más justo y más próspero. Nos vemos en la ONU. Bon vent i barca nova", ha manifestado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reprochado a ERC que sólo apoyara una comisión de investigación en el Parlamento catalán sobre el origen del dinero que tenía en el extranjero el ex presidente Jordi Pujol con el fin de "molestar a CiU". Rajoy ha afeado esa conducta de ERC en su contestación."O sea, la comisión de investigación no les importaba nada. Lo que les importaba era molestar a CiU, de la misma forma que se negaron en cuatro ocasiones a que el señor Mas compareciese en el Parlamento, pero cuando habían roto, de repente, creyeron que era muy necesario que todos conociéramos la verdad y votaron a favor de la misma", ha explicado. Rajoy ha dicho que es "sobradamente conocida" su posición sobre el derecho a decidir, ya que él está a favor de que lo tengan todos los españoles. "No hay ningún país en el mundo con una Constitución escrita que reconozca el derecho de autodeterminación, y yo estoy a favor de la unida nacional y de que sea el conjunto de los españoles los que decidan qué quieren que sea su país", ha añadido. Impedirlo es "profundamente antidemocrático y profundamente contrario a nuestra Constitución", según Rajoy, quien ha precisado que, por razones que no entiende, ERC se ha negado a plantear la reforma constitucional en la línea que defienden. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios