Rajoy asegura que las elecciones serán "a final de año" pero no fija la fecha

  • El presidente del Gobierno dice que quiere aprobar los Presupuestos porque generan "seguridad" y dan una "sensación de normalidad a las cosas".

Comentarios 5

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que aún no sabe cuándo serán las elecciones generales y lo único que ha confirmado es que serán a final de año. Además, ha señalado que su Ejecutivo quiere aprobar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2016 porque "genera certidumbre", "seguridad" y una "sensación de normalidad a las cosas"

"Con absoluta franqueza no lo sé, pero serán a final de año aproximadamente", ha manifestado Rajoy en una entrevista en Telecinco, sobre la fecha de los comicios. Preguntado entonces si eso quería decir que serían en diciembre, ha respondido lacónico con un "no". Al ser  interpelado poco después si se podía entonces deducir que tendrían lugar en el mes de noviembre, ha apostillado: "Yo no lo digo".

Eso sí, el jefe del Ejecutivo ha señalado que quiere presentar y tramitar las cuentas públicas de 2016 porque es "bueno" y da "certidumbre de cara al futuro". Además, ha dicho que eso permite que las comunidades y corporaciones locales sepan los recursos económicos "con los que pueden contar" y da una "sensación de normalidad a las cosas".

"España, que ha ya ha tenido una etapa complicada, lo que tiene que dar ahora son certezas, seguridad y certidumbre porque eso ayuda mucho. Eso hace que la inversión extranjera esté aumentando", ha asegurado, para insistir en que es "muy importante dar seguridad y certidumbre", lo "contrario" de lo que está pasando ahora en Grecia. Por lo pronto, el Gobierno aprobará el próximo viernes el techo de gasto para 2016, que superará los 130.000 millones de euros y que dará comienzo a la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año. Este paso previo ya ha sido aplazado en un par de ocasiones.

A renglón seguido, ha asegurado que se presentará a las elecciones diciéndoles a los españoles que su Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer. "Creo que he cumplido con mi deber en las decisiones que he tomado en materia económica", ha recalcado, para añadir que hay que perseverar y que "lo peor" sería dar "un paso atrás".

Según ha abundado, su objetivo es explicar a los españoles lo que han hecho estos años porque España "ha cogido un buen rumbo" y "hay que perseverar". "Lo peor sería dar marcha atrás y, desde luego, el PP que tiene una hoja de servicios a España, con los errores que ha cometido y muchos, va a intentar ganarse la confianza de una mayoría de españoles", ha enfatizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios