Rajoy ve tardío el diagnóstico de Zapatero e ilusorio su pronóstico

  • El presidente del PP cree "claramente insuficientes" las medidas contra la crisis propuestas por el jefe del Ejecutivo.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha afirmado que el diagnóstico sobre la economía española que hizo ayer el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue "tardío e incompleto" y su pronóstico personal "ilusorio y voluntarista" con medidas "claramente insuficientes".

En la conferencia que ha pronunciado en el Foro ABC, Rajoy ha respondido así a Zapatero, quien ayer dijo que el diagnóstico lleva a concluir que las dificultades de la economía son serias y afectan directamente a los ciudadanos, pero el pronóstico determina que la economía española está en las mejores condiciones para superarlas.

El presidente del PP ha dicho que quiere ayudar al Gobierno a salir de la "crisis" y que lo va a hacer con "críticas constructivas pero también con propuestas y alternativas", a la vez que ha apostado por la confianza y por decir la verdad, por la bajada de impuestos y por la austeridad en las cuentas públicas y en todas las administraciones y "no gestos de cara a la galería como el de ayer".

Se trata de bajar los impuestos para, ha dicho, aumentar la eficiencia del sistema económico y sostener los recursos de los sectores más afectados.

En opinión de Rajoy, se necesitan soluciones, referencias y certezas y ponerse a trabajar "con la camisa remangada" y no "seguir negando la evidencia" después de meses en los que el Gobierno ha hecho un "ejercicio constante de disimulo" con fines electorales primero, después para "encubrir" su falta de previsión y ahora para "ocultar su escasa capacidad de respuesta".

Ha asegurado que el Gobierno de Zapatero está "sobrepasado por los acontecimientos", carece de "reflejos" y "en su seno la dirección económica y el peso político no están claros".

El líder de la oposición ha dicho que en política "hay otra forma de hacer las cosas" como, a su juicio, demostró el Gobierno de José María Aznar durante ocho años.

Tras reivindicar la gestión económica que hizo el Partido Popular entre 1996 y 2004, Rajoy ha explicado que en 2003 "se equilibran por primera vez en cien años las cuentas públicas y por primera vez España supera una crisis económica internacional en mejores condiciones que la mayor parte de las economías del entorno".

Ha señalado que en la situación actual no se puede vivir de la inercia y ha dicho que se hace un análisis equivocado si se centran las causas de la crisis solo en la subida del precio del petróleo y los alimentos y la crisis financiera.

A su juicio, la economía estaba "muy mal preparada" para enfrentarse a estos acontecimientos, después de cuatro años en los que España ha aumentado su déficit exterior y su endeudamiento haciendo al país "muy vulnerable a la crisis financiera".

Rajoy ha criticado que ha faltado austeridad en la gestión del gasto público y ha abogado por la austeridad pero "en serio y de todas las administraciones públicas".

"La situación económica es complicada, pero tiene salida. No podemos resignarnos. Basta echar la vista atrás y observar lo que fuimos capaces de hacer hace apenas unos años", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios