Rajoy dice que Podemos se "desinfla"

  • El presidente insufla confianza al partido ante el "tirón económico" en ciernes y sigue sin despejar las incógnitas en Madrid y Valencia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trasladó ayer al PP un mensaje de confianza en sus expectativas electorales porque, además de asegurar que sigue siendo ahora mismo el primer partido en intención de voto, las elecciones llegarán en un momento de "tirón económico y social".

Como ya hizo en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del pasado 12 de enero, Rajoy insistió ayer en que, según los datos de que dispone, el PP sigue siendo la primera fuerza política y Podemos sería la segunda, aunque añadió -según aseguraron varios asistentes al encuentro- que el partido de Pablo Iglesias se está "desinflando".

Respecto a Podemos, el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, señaló en conferencia de prensa posterior a la reunión que "parece que su crecimiento se ha detenido; es más, está cayendo", mientras los socialistas se sitúan como tercera fuerza.

Rajoy señaló que el contexto económico favorece al PP, recordó datos de las encuestas que recogen el índice de confianza de los españoles e insistió en que el PP afrontará los próximos comicios en una situación "de tirón económico y social".

Eso, a su juicio, dificultará cada vez más el discurso de los "agoreros" y los "catastrofistas" sobre la situación de España.

En cualquier caso, los populares van a hacer un esfuerzo especial en buscar a los que otrora fueron sus votantes y ahora se sitúan en la abstención, dos millones de personas según los cálculos del partido, ha dicho Floriano. De ahí que el partido tenga pensado celebrar asambleas en los pueblos y en los barrios de las ciudades para escuchar sus sugerencias o sus quejas y darles explicaciones.

La de ayer fue una de las reuniones más breves que se recuerdan del Comité Nacional del PP. Solo intervinieron Rajoy y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.

Rajoy pasó de puntillas por el tema de los candidatos. "Espero cerrar lo importante tranquilamente. Ya vemos lo que le está ocurriendo a otros", señaló en alusión a situaciones como la del PSM o la de IU en Madrid.

No se esperaba en cualquier caso que el presidente del Gobierno aprovechara para despejar dudas pendientes como las de los candidatos en Madrid y Valencia.

Esperanza Aguirre, que ya se postuló para ser la candidata a la Alcaldía de Madrid, recordó al entrar y al salir que la pelota no está en su tejado. La presidenta del PP de Madrid, que se confesó "mala juez" de sí misma, recalcó que está "disponible" de cara a las candidaturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios