Rajoy considera la intervención de Sánchez "patética" y le recuerda a Griñán y Chaves

  • Tras aconsejar al líder del PSOE que habría sido mejor una intervención "más razonable", el presidente del Gobierno le ha asegurado que él le toma mucho más en serio que "muchos de los suyos. Y mi trabajo me cuesta".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dirigido duras críticas contra Pedro Sánchez, al que ha llegado a calificar de "patético", mientras que el líder del PSOE ha presumido de ser un "político limpio" y ha ofrecido a los españoles una "salida a la izquierda" para un "cambio seguro y esperanzador". "No vuelva usted aquí a hacer ni a decir nada. Ha sido patético", ha dicho Rajoy a Sánchez, al que ha acusado de no haber "dado la talla ni de lejos", tras reprocharle que acudiera al debate con la replica escrita.

El esperado cara a cara entre Rajoy y Sánchez, que se estrenaba en el debate sobre el estado de la nación, ha servido al presidente para minar a su rival con comentarios alusivos a su liderazgo no consolidado: "Y eso que yo me lo tomo a usted mucho más en serio que muchos de los suyos. Y mi trabajo me cuesta". Rajoy ha afirmado que después de escuchar a Sánchez parece que "piensa más en el señor (Pablo) Iglesias que en los problemas de España" y ha insistido en que su discurso no era propio de un partido que pretende ser alternativa de gobierno".

Sánchez, que ha entrado menos en el cuerpo a cuerpo que el presidente, ha atribuido el "tono displicente" de Rajoy a su "incapacidad para verse a sí mismo" y ha recurrido a las encuestas para aconsejarle que "no mire por encima del hombro a nadie". El representante socialista ha hecho también hincapié en que no iba a admitir "ninguna lección" de un presidente que no ha asumido su "responsabilidad" por el caso Bárcenas: "Yo soy un político limpio, lecciones de usted, ninguna", le ha dicho, tras recordarle en varias ocasiones sus "mensajes cariñosos" con el ex tesorero del PP. "Por usted no pone la mano en el fuego ni la señora Aguirre", ha recordado Sánchez jaleado por los suyos.

Las próximas elecciones andaluzas no han faltado en el combate dialéctico entre Rajoy y Sánchez, que ha comparado a la "ganadora" presidenta de la Junta, Susana Díaz, con un candidato del PP, Juan Manuel Moreno, al que no ha nombrado, porque le "pasa lo mismo que a la mayoría de los andaluces", que no le conoce, ha dicho. El líder del PSOE, que ha situado al Gobierno de Rajoy en la "derecha de siempre", ha ofrecido a los españoles una "salida a la izquierda", frente a la "resignación" a la que, ha afirmado, intenta llevarles el PP. "Los españoles saben que hay una salida a la izquierda, un cambio seguro y esperanzador", ha afirmado, tras llamar a los ciudadanos a "no resignarse con la recuperación falsa para unos pocos porque es posible la recuperación justa para todos".

Sánchez también les ha ofrecido una "política limpia que trabaje para la mayoría" y les ha dicho que su "ambición" es "reescribir el pacto entre generaciones" que el Gobierno de Rajoy ha "roto". Convencido de que el debate "va a abrir un nuevo tiempo de cambio político", ha hecho hincapié en que Rajoy sólo aspira a la "resignación" de los españoles, a que estos "se resignen a que sus hijos vivan peor que ellos". "Eso no se lo perdono, porque los españoles no se lo merecen", ha reprochado al presidente.

"Creo que se ha equivocado en su discurso", le ha replicado Rajoy, que ha echado en falta, ha subrayado, un planteamiento "más moderado, más equilibrado y más sensato" de un aspirante a la Moncloa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios