Sesión de control

Rajoy resalta el logro de sus reformas en dos años de legislatura frente a falta de recetas de los socialistas

  • Rubalcaba acusa al presidente de "estar recortando derechos a los ciudadanos sin crear empleo". El jefe del Ejecutivo admite que las cosas no han sido fáciles, pero subraya que se está superando la crisis.

Comentarios 38

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado este miércoles al presidente Mariano Rajoy de llevar dos años "recortando derechos sin crear empleo", y el jefe del Gobierno le ha acusado de no aportar "recetas" para solucionar la crisis y ha defendido que con sus decisiones se está consiguiendo recuperar la senda del crecimiento económico y de la creación de puestos de trabajo.

Así, el careo entre el presidente del Ejecutivo y el líder de la oposición durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso se ha centrado en el balance de la primera mitad de la legislatura, precisamente cuando se cumplen dos años de la victoria electoral del PP. Una valoración que, según Rubalcaba, se caracteriza por dos años en los que se ha recortado en Educación, en Sanidad, en Dependencia, en derechos laborales y en democracia, con "pucherazos electorales" como la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha presentado por la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, y que este martes debatió la Cámara Baja.

"No se crea empleo recortando, y no se crea empleo con multas disparatadas, recortando la libertad de expresión o de manifestación. Así, señor Rajoy, se recortan derechos pero no se crea empleo", ha añadido el socialista, en referencia a la Ley de Seguridad Ciudadana, cuyo anteproyecto se conoció ayer. "Y ahora el Gobierno no sólo admite que habrá más parados, sino que los quiere calladitos, amordazados, no vaya a ser que le recuerden sus promesa incumplidas", ha apostillado.

Además, el líder del PSOE ha vuelto a sacar a colación la fotografía que, aún en la oposición, se hizo Rajoy frente a una oficina del INEM y que se publicó con el "titular rotundo" de que cuando alcanzara el Gobierno bajaría el paro. "Estamos a mitad de legislatura y hay más paro que al inicio. Y lo peor es que el Gobierno, el FMI, la OCDE, la Comisión Europea (CE) dicen que al final del mandato habrá aún más desempleo que al comienzo. ¿Sería capaz de hacer esa visita (al INEM) ahora o dentro de un año? Creo que no, no se la haría porque delante de la oficina habría más parados con menos derechos, menos posibilidades de empleo y menos ayudas por culpa de sus políticas y su reforma laboral", ha afirmado, reiterando que el PSOE derogará la reforma laboral en cuanto vuelva al Gobierno.

En su réplica, el presidente ha criticado a Rubalcaba por "relatar lo que sucede pero sin aportar ninguna receta", ironizando con que el socialista "debe de tener bastantes dificultades" para hacer propuestas ya que "en los últimos cuatro años de su Gobierno el paro aumentó en 3,4 millones de españoles". "Por tanto, sus recetas me temo que no me valen", ha añadido el presidente, que ha aprovechado para defender sus decisiones durante estos dos ejercicios, basadas en dos pilares fundamentales: las reformas estructurales "de calado" y las medidas "específicas" para luchar contra el paro juvenil.

Como ejemplos, ha citado la ley de Emprendedores, la del sistema financiero o la propia reforma laboral, así como la puesta en marcha del contrato de formación y aprendizaje, la formación profesional dual, los incentivos fiscales y a la Seguridad Social para la contratación indefinida de jóvenes o la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven. "Y en octubre de 2013, por primera vez en siete años, el número de parados juveniles es menor que en octubre del año pasado, ha bajado un 7%. Para mí es claramente insuficiente pero es un dato positivo, demuestra que se ha roto la tendencia (al alza) y que en España empieza el crecimiento económico y la creación de empleo. Y, desde luego, no es gracias a sus políticas sino a las reformas estructurales que se han hecho a lo largo de estos dos años", ha zanjado Rajoy.

Tras comparecer en la sesión de control, Rajoy ha reiterado en los pasillos del congreso que aunque las cosas no han sido fáciles, las reformas del Ejecutivo y el esfuerzo de los ciudadanos harán que España vuelva a ser pronto "lo que todos queremos". El presidente ha subrayado que los dos años transcurridos desde los comicios que le llevaron al Palacio de la Moncloa han sido "muy intensos". Ha añadido que las cosas no eran fáciles y "siguen sin serlo", pero ha subrayado que se ha trabajado bien para superar la situación.

El jefe del Ejecutivo ha dado las gracias a todos los españoles porque ha reconocido que mucha gente vive momentos de dificultad y ha señalado que el Gobierno se ha visto obligado a tomar determinadas decisiones ante la situación que vivía el país. "Aparte de dar las gracias, quiero decirle a todos los españoles que ahora ya las cosas están un poco mejor y pueden tener la total y absoluta certeza de que esta situación la vamos a superar", ha recalcado.

Para ello, ha dicho que el Gobierno va a seguir trabajado y haciendo reformas. "Creo que ya empezamos a sentar bases sólidas y creo que España va a volver a ser lo que todo queremos que sea en un plazo de tiempo no muy largo", ha añadido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios