Ratifican la condena al secuestrador de los cooperantes en Mauritania

  • Un tribunal de Nuakchot confirma los doce años de prisión para Omar Saharaui

La sala de Apelación del Tribunal Penal de Nuakchot confirmó ayer la condena de 12 años de prisión con trabajados forzados dictada en primera instancia contra el malí Omar Saharaui por su participación en el secuestro de tres cooperantes españoles.

En la audiencia para examinar el recurso de casación presentado por Omar Uld Sid'Ahmed Uld Hame, más conocido como Omar Saharaui, también se confirmó la absolución decretada en primera instancia para Yumaa Mohamed Regragui, acusado de cooperar en el secuestro de los cooperantes catalanes Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez, que fue liberada el pasado 10 de marzo.

Entre fuertes medidas de seguridad, la vista dio comienzo a las 13:30 (hora española) en presencia de un nutrido grupo de periodistas y de un representante de la Embajada en Nuakchot.

Después de conocer la sentencia, el abogado defensor de Saharaui protestó por la decisión del tribunal y afirmó que detrás de su sentencia existe una "clara voluntad política".

La defensa de Saharaui solicitó, asimismo, durante la audiencia al tribunal poder llamar a declarar como testigo a Gámez, algo que finalmente los jueces denegaron, como había solicitado la Fiscalía.

En su veredicto, el tribunal decidió también desestimar la petición del Ministerio Público de aumentar la pena a Saharaui a 15 años de reclusión y el embargo de sus bienes.

Pascual y Vilalta permanecen en manos presumiblemente de una célula de Al Qaeda en el Magreb Islámico en algún lugar del desierto de Malí, adonde fueron trasladados tras ser secuestrados el 29 de noviembre del años pasado en la carretera que une Nuadibú (al norte de Mauritania) con Nuakchot.

El pasado 21 de julio, Saharaui fue hallado culpable en primera instancia de haber desempeñado un papel clave en la logística del secuestro de los cooperantes y fue condenado a 12 años de prisión, después de que la Fiscalía redujese su demanda inicial de cadena perpetua a 20 años de cárcel.

Los jueces absolvieron a otras seis personas (dos de ellas en rebeldía), condenaron a un año de cárcel exenta de cumplimiento a uno de los cómplices y aplazaron el proceso contra otros tres acusados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios