Rivera se erige como heredero de Suárez y propone un gran pactoEl PP busca propuestas para su programa en la conferencia política del próximo fin de semana

  • El presidente de Ciudadanos se ofrece como catalizador del consenso en una "nueva política" con el poder repartido entre cuatro partidos

Albert Rivera quiere volver a darle al centro político un papel predominante en la escena española. Y como espejo utiliza a la única persona que en la historia democrática del país ha sido capaz de conseguirlo. "También dijeron en su día al presidente Suárez que era muy difícil" poner de acuerdo al Partido Comunista y Alianza Popular, o a los sindicatos con la patronal, "y se consiguió, recordó ayer el presidente de Ciudadanos en una comparecencia en Barcelona.

Según la opinión de Rivera, el partido naranja debe ser quien coja el testigo después de treinta años sin un partido de centro con opciones reales de influir en la vida política española, por lo que el abogado catalán se ofreció para "encabezar el cambio desde la centralidad" y facilitar una "reforma profunda" pero también de "consenso" en los temas importantes para España.

Rivera cree que puede, junto a su equipo, poner su "granito de arena para que en vez de bandos y enemigos seamos compatriotas" porque "quede como quede el mapa nos va a tocar dialogar porque nadie va a tener mayoría absoluta". Sin embargo, rechazó una victoria de PSOE o PP en las generales, puesto que prefiere ganar para poder cambiar las cosas, porque en caso contrario "estos partidos sólo a regañadientes van a cambiar alguna cosa.

Por ese motivo criticó las reacciones de Mariano Rajoy y Pablo Iglesias respecto al referéndum griego del domingo, a quienes acusó de utilizar "la política del miedo" y celebrar el resultado con la extrema derecha francesa, respectivamente. "Me preocupa que vayan a un debate de extremos, cuando éste tiene que ser lo contrario, un debate de diálogo y de soluciones", sentenció.

Rivera fue cuestionado sobre las primarias de su partido, que finalmente no se han celebrado porque sólo él ha conseguido los avales necesarios para convertirse en candidato a las generales, situación similar a la del resultado del proceso celebrado en Cataluña, con Inés Arrimadas como ganadora. En este sentido, aseguró que "le hace gracia que los que no celebran primarias, como el PP, hace este tipo de discurso hablando de los demás". A su juicio, todos los partidos democráticos deberían hacer primarias y criticó que "Rajoy se autonombre candidato", lo que calificó de "atraso" en pleno siglo XXI.

También se refirió a la intención de Artur Mas de acudir a las elecciones catalanas de septiembre en una lista unitaria de las fuerzas a favor de la independencia. A su juicio, la intención del president de la Generalitat es "esconder su fracaso" en el proceso soberanista detrás de un "cajón de sastre", una suerte de lista unitaria "no es la suya, sin sus candidatos y sin sus siglas", cuando debería someterse al "balance" de los catalanes en las urnas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios