Rubalcaba y Chacón miden sus fuerzas y sigue el cruce de documentos de apoyo

  • La ex ministra sigue sin confirmar si se presentará o no a un puesto para el que por ahora sólo se ha postulado el ex vicepresidente.

Comentarios 9

Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón continúan midiendo sus opciones para liderar el PSOE y, para ello, sigue el cruce de manifiestos de apoyo mientras se espera que la ex ministra de Defensa comunique oficialmente su voluntad de disputar la secretaría general en el 38º congreso de febrero.

Chacón estará este miércoles en la sede de UGT en Valencia, donde presentará el manifiesto Mucho PSOE por hacer, acompañada por el ex ministro de Justicia Francisco Caamaño, y en el PSOE no descartan que elija ese escenario para presentar su candidatura. De no ser así, se espera que lo haga en los próximos días, seguramente antes del Comité Federal del domingo o en las jornadas inmediatamente posteriores. Ante simpatizantes y firmantes del manifiesto, Chacón defenderá en Valencia un nuevo proyecto para el partido y una apuesta por la autocrítica tras la derrota electoral así como por avanzar en los sistemas de participación y de democracia interna.

Este miércoles es también el día elegido por la plataforma de apoyo a Rubalcaba para dar a conocer su primer documento, titulado 38 propuestas... y más, en el que, entre otras cuestiones, se aboga por una apertura del partido a los militantes, a fin de que participen en la elección de cargos y en la toma de decisiones. La presentación del manifiesto, con el que se persigue un PSOE fuerte, más abierto y participativo con la vista puesta en el 38º congreso federal, correrá a cargo de los portavoces del candidato, María González Veracruz y Juan Moscoso del Prado.

Mientras tanto, este martes se ha conocido otra de las aportaciones a la plataforma Mucho PSOE por hacer, de la que forma parte Chacón, escrito en este caso por la ex ministra Cristina Narbona, quien recrimina las políticas "demasiado parecidas" a las de la derecha que aplicó el anterior Gobierno y pide democracia interna para acercarse a los ciudadanos. Narbona se queja de que desde el Gobierno y desde el resto de las administraciones, el PSOE, como mínimo, haya tolerado el enriquecimiento y el sobreendeudamiento asociado a la burbuja inmobiliaria y haya renunciado, "al menos parcialmente, a la fiscalidad como herramienta de distribución de la renta y la riqueza". Lamenta además que no se haya combatido suficientemente el fraude fiscal y la corrupción y que no se hayan defendido en la UE con la energía suficiente respuestas contundentes para evitar la especulación financiera y "evitar el control de la acción política por parte de los mercados".

Rubalcaba no se ha dado por aludido por esas críticas y, en una entrevista en la Ser, ha asegurado que fue "durísimo" con la corrupción durante su etapa al frente del Ministerio del Interior y ha recordado que él creó unidades específicas para combatir la especulación urbanística. No ha desvelado si abandonará su escaño si pierde el congreso federal, ha insistido en que se siente capaz para abordar el ajuste "fino" que requiere su partido después de la debacle en las elecciones y ha descartado que los malos resultados le invaliden para liderar el proyecto socialista.

En medio de este cruce se ha colado el presidente de la Junta de Andalucía y líder del PSOE-A, José Antonio Griñán, para aconsejar a los candidatos a la secretaría general del partido que hablen "mucho más de política y menos de poder". Griñán ha reiterado que el PSOE andaluz mantendrá una posición de "neutralidad activa" y ha señalado que, de cualquier forma, no hay que temer que se presenten todos los aspirantes que quieran.

En esta línea, el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha vaticinado que todavía puede haber "muchas candidaturas" y, aunque no tiene "ningún dato" para asegurarlo, "no descarta" que haya más de dos. Gómez ha confiado en que durante el proceso haya el mayor número de aspirantes posibles y que cada candidato "diga lo que opina" y haga una "revisión critica" de la situación actual del partido y la pérdida de las pasadas elecciones generales.

Otro dirigente territorial, el navarro Roberto Jiménez, ha aclarado que su intención es "escuchar a todos", porque se siente del mismo equipo que Rubalcaba, a cuya presentación como candidato asistió, y que los firmantes del documento Mucho PSOE por hacer, entre quienes está él mismo. Frente a quienes le critican por firmar ese manifiesto y acudir a la presentación de Rubalcaba ha subrayado que "lo extraño es no escuchar a todos los compañeros, porque esos son ejercicios de sectarismo que no traen nada bueno a las organizaciones".

También este miércoles habrá otra cita importante para el PSOE, en este caso una reunión de alcaldes en la sede madrileña de Ferraz, convocados por el regidor de Vigo, Abel Caballero, para debatir un documento de impulso al municipalismo. Caballero ha especificado que ese documento "nace como vocación de ciudades gobernadas por regidores socialistas" y no es "ninguna vía alternativa" para constituirse en "opción" a la secretaría general del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios