Reunión en la moncloa

Rubalcaba anuncia a Rajoy una enmienda a la totalidad a la reforma laboral

  • A pesar de las posturas "enormemente distantes" en esta materia, el líder del PSOE quiere colaborar con el Gobierno para salir de la crisis. Se dan hasta junio para renovar los cargos del TC o RTVE.

Comentarios 17

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PP, Alfredo Pérez Rubalcaba, han convenido este miércoles en darse de plazo hasta junio para la renovación de los cargos del Tribunal Constitucional o RTVE, en un encuentro de casi cuatro horas que les ha servido para constatar el abismo que les separa ante la reforma laboral. Tanto es así que Rubalcaba ha anunciado a Rajoy en su primera reunión en el Palacio de La Moncloa que el PSOE presentará una enmienda a la totalidad cuando la reforma sea tramitada en las Cortes como proyecto de ley.

Pese a que no han hablado ni de nombres ni de perfiles, ambos han decidido que durante el actual periodo de sesiones del Congreso tienen que cerrar los acuerdos pertinentes que permitan renovar los cargos pendientes en instituciones como el TC, RTVE, el Tribunal de Cuentas o el Defensor del Pueblo. Quieren personas solventes y de reconocido prestigio para estos puestos. "Hay que acordar unos buenos nombres", ha apostillado Rubalcaba, quien ha prometido trabajar "sin prisas pero sin pausas" para conseguirlo.

El grueso de la reunión, no obstante, ha estado centrada en la crisis económica y, principalmente, como han reconocido tanto Rubalcaba como fuentes del Ejecutivo, en la crítica evolución de la zona euro y en el problema que supone Grecia para España. Dentro del país, Rubalcaba ve difícil el consenso en materia laboral, en la que mantienen posturas "enormemente distantes" y una discrepancia "profunda y frontal".

Mientras degustaban alcachofas rellenas de setas y chuletas de Avila, le ha trasladado a Rajoy sus impresiones sobre la reforma aprobada por el Gobierno, que ha calificado de mala, al entender que otorga "un poder omnímodo" a los empresarios y que rompe el equilibrio básico de la legislación laboral de la democracia. "No hay acuerdo y no lo hay", ha sentenciado el secretario general del PSOE, para quien la conversación ha sido "franca y profunda". "Buen tono", han apostillado desde el Ejecutivo.

Después de que la Comisión Europea instara el martes al Gobierno a acelerar la presentación de los presupuestos para este año, Rubalcaba se lo ha pedido personalmente a Rajoy, pero este, según fuentes del Gobierno, le ha dejado claro que no lo hará antes de finales de marzo. "No estoy dispuesto a hacer unos presupuestos que no sean verdad", le ha dicho Rajoy, convencido de que tiene que esperar a conocer las previsiones de crecimiento que hará públicas la próxima semana la Comisión y a que esté cerrada la cifra de déficit de 2011.

Otro punto de discrepancia es la ley de estabilidad presupuestaria, aunque han acordado que sus equipos se sienten a hablar. A este respecto, Rubalcaba ha instado a Rajoy a respetar los términos del acuerdo del pasado verano fijados en la reforma de la Constitución e incluso ha ido más allá y le ha reclamado que en lugar del 0,4 por ciento de tope de déficit estructural máximo de las administraciones se establezca el 0,5 por ciento que ha acordado Bruselas. El líder del PSOE ha reiterado su apuesta por que Europa revise los planes de estabilidad, en especial el español, para modificar la senda y la velocidad de cumplimiento de los objetivos de déficit, porque sólo con ajustes no se saldrá de la crisis. Por su parte, el Ejecutivo ha guardado silencio sobre esta cuestión y, tras reiterar que espera que se fijen unas previsiones de crecimiento realistas para España la próxima semana, ha insistido en su compromiso de cumplir los objetivos de déficit que fije Europa y en mantener una política de austeridad unida a reformas estructurales.

Junto a la reforma financiera, otro de los asuntos en los que han coincidido plenamente ha sido en crear un grupo de trabajo entre el Gobierno y el PSOE para alcanzar acuerdos en política de I+D+I como política de futuro que hay que preservar. "El PSOE es un firme defensor de la oposición útil; creo que el presidente del Gobierno y el líder de la oposición se sienten a hablar durante cuatro horas de economía y de empleo es una buena noticia para los españoles, más allá de que luego haya acuerdos o desacuerdos", ha resumido Rubalcaba.

Dentro del capítulo de consenso, ambos son partidarios de que la política exterior, la de defensa y la lucha antiterrorista sean temas de Estado que tienen que ser acordadas entre el Ejecutivo y el PSOE. El encuentro les ha servido para constatar también el desacuerdo en materia de derechos sociales, entre ellos la interrupción voluntaria del embarazo, un capítulo en el que los socialistas combatirán "con uñas y dientes" en defensa de sus posiciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios