Ruz envía al juzgado de Madrid una copia de la causa del borrado de los ordenadores de Bárcenas

  • El juez ha vuelto a remitir toda la documentación que ya envió cuando se inhibió en favor de los juzgados ordinarios al entender que la Audiencia Nacional no era competente.

El juez Pablo Ruz ha remitido al Juzgado de instrucción número 32 de Madrid copia testimoniada del caso Gürtel en relación a la causa sobre los borrados por parte del PP de los ordenadores de su ex tesorero Luis Bárcenas que se supo que se había extraviado por razones que se están investigando. Según han informado fuentes jurídicas, Ruz ha adoptado esta decisión tras recibir la petición del juzgado de instrucción número 32 de Madrid de que le volviera a remitir toda la documentación que ya le envió cuando se inhibió en favor de los juzgados ordinarios al entender que la Audiencia Nacional no era competente para investigar estos hechos.

El extravío del sumario fue advertido por una de las acusaciones cuando preguntó por el recurso de apelación que habían interpuesto ante la Audiencia Provincial de Madrid contra el archivo de esta investigación por parte del juzgado 32, cuya titular consideró que la destrucción de los discos duros de los dos ordenadores que Bárcenas tenía en la sede del PP no era constitutivo de delito de daños ni encubrimiento.

Para solventar la pérdida, la titular del Juzgado dictó una providencia emplazando a las partes para que aportaran toda la documentación que tuvieran en su poder con el objeto de reconstruir la causa, y se dirigió también a Ruz para que volviera a remitir copia de lo que ya envió cuando se inhibió de estos hechos. El juzgado, en esa misma resolución, explicaba que una funcionaria alegó que en febrero de 2014 se remitió a la Audiencia Provincial el recurso de apelación mediante una providencia, sellada con fecha de entrada un mes después en el Decanato de los Juzgados de Madrid.

Una empleada del juzgado afirmó que junto con esa providencia había remitido el sumario a la Audiencia Provincial, pero cuando el juzgado preguntó al Decanato por la recepción de la causa, este respondió que no la tenía. El juzgado se dirigió entonces a la Audiencia de Madrid, que le respondió que tampoco tenía dicho recurso de apelación, y por ello ahora la jueza pretende reconstruir el sumario con la documentación de las partes y del propio Ruz y poder dar curso de nuevo al recurso. Mientras, la oficina judicial del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid ha incoado un expediente gubernativo para averiguar lo ocurrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios