Sáenz de Santamaría ve al Gobierno "en caída libre"

  • La portavoz del PP en el Congreso dice que su partido es el "único refugio fiable en tiempos de crisis"

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ironizó ayer con que el Gobierno haya pasado de "las conjunciones planetarias" que proclamó en su día la número tres del PSOE, Leire Pajín, a "las conjuras mundiales" contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que la víspera sugirió el ministro José Blanco. "El Gobierno está en caída libre", resumió.

Durante su intervención en la reunión del Grupo Popular en el Congreso, la dirigente popular hizo un repaso de los asuntos a los que su formación va a dedicarse durante un periodo de sesiones que comenzó la semana pasada y que, según sus palabras, será "crucial" no sólo para los populares sino "vital" para el conjunto del país.

En este sentido, señaló que el partido de Mariano Rajoy centrará su labor de oposición en la economía, un asunto en que garantizó "un goteo constante" de iniciativas frente a un Gobierno que, a su juicio, en vez de "buscar confabulaciones", debería procurar "hacer un diagnóstico certero, buscar los remedios y tener la voluntad" de llevar a cabo las reformas necesarias para salir de la crisis.

En este punto, la portavoz popular subrayó que el principal partido de la oposición no va a cuestionar que el Gobierno lleve a cabo reformas -"ojalá las hubiera acometido antes", apuntó-, pero sí crítico que cuestiones tan importantes como el recorte del gasto público o las reforma del mercado laboral y del sistema de pensiones se despachen con "anuncios" y se sometan después a "la dinámica de las rectificaciones".

En opinión de Sáenz de Santamaría, este proceder no sólo está creándole a Zapatero críticas fuera, sino también "entre sus filas, dentro del Consejo de Ministros, en los titulares de prensa, en los foros económicos y en las encuestas". "El Gobierno está en caída libre", acotó la dirigente del PP, antes de aseverar que la única decisión de Zapatero que haría salir al país de la crisis sería la de abandonar el Gobierno, algo que, según reconoció, el líder socialista no asumirá.

Frente a este panorama, la dirigente del PP aseguró que el partido está "donde tiene que estar", esto es, "al lado de los españoles", y arengó a los suyos a que continúen trabajando como lo han venido haciendo para escribir "los primeros capítulos" de su próxima acción del Gobierno. "Nos estamos convirtiendo de verdad en el único refugio fiable de los españoles -aseveró-. Somos un valor seguro en tiempos de crisis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios