Los grupos dejan sola a UPyD en su pretensión de ilegalizar Bildu y Amaiur

  • El Pleno rechaza la iniciativa del partido de Rosa Díez que incluía íntegro el texto acordado este martes por todos los grupos para enmendar la moción original.

Comentarios 21

Todos los grupos parlamentarios del Congreso, entre ellos el PP y el PSOE, han dejado sola a Unión Progreso y Democracia (UPyD) en su pretensión de iniciar el proceso de ilegalización de Bildu y Amaiur, al entender que la propuesta es "demagógica" y carece de "base jurídica".

La moción de UPyD, que solo ha contado con los votos de sus cinco diputados, ha recibido duras críticas de uno y otro lado del hemiciclo, comenzando por los grupos mayoritarios. El portavoz del PP, Leopoldo Barreda, ha reprochado a la diputada Rosa Díez que su moción solo tenga como objetivo "poner en entredicho al Gobierno" y haya servido para que los diputados de Amaiur "se froten las manos".

"Y en esto no admitimos de usted ni media lección", ha añadido Barreda para quien la moción de UPyD está marcada por la "demagogia y el oportunismo" y no puede ser respaldada. En esta misma línea, el socialista Ramón Jáuregui ha acusado a UPyD de presentar una propuesta "anacrónica" y "absurda" que carece de base jurídica y que no está respaldada por ningún informe favorable de la Abogacía del Estado.

Para Jáuregui, la iniciativa de UPyD, además de "demagógica y oportunista" podría acarrear una "derrota del Estado", en el caso de que el proceso de ilegalización no prosperara en los tribunales. Por su parte, desde Izquierda Unida, Ricardo Sixto, ha lamentado la "adicción" que sufre UPyD con ETA.

Un reproche que ha indignado a Rosa Díez, que ha advertido de que ni dentro ni fuera del hemiciclo va a consentir que se le acuse de "connivencia" con la banda.

En su intervención, la líder de UPyD ha defendido que existen indicios más que suficientes que demuestran que Bildu y Amaiur son una mera continuidad de Batasuna y supone un "fraude de ley".

Rosa Díez ha rechazado de plano el argumento de que el anuncio del fin de la violencia de ETA impide actuar contra las dos formaciones abertzales y ha recordado que la banda terrorista todavía sigue existiendo y no se ha disuelto.

Además, ha criticado el texto alternativo acordado este martes por el PP y el PSOE y al que se han sumado CiU, PNV, CC, UPN, IU-ICV-CHA y Foro Ciudadano, que instaba al Gobierno a dialogar con todas las fuerzas democráticas en la búsqueda de la disolución definitiva de ETA, pero suprimía el punto que pedía la ilegalización de Bildu y Amaiur.

Precisamente, el portavoz de Amaiur, Xavier Mikel Errekondo, ha criticado tanto la moción de UPyD como la enmienda consensuada por la mayoría de las fuerzas parlamentarias. Un texto que ha calificado de "fraude" y que "está muy lejos de poder ser considerada una hoja de ruta para avanzar hacia una resolución integral del conflicto político vasco". En opinión de Errekondo, la enmienda, además de ahondar en el esquema de "vencedores y vencidos", de "vender humo y sacar del apuro al PP", es también "excluyente" pues no se ha contado para su elaboración con la coalición abertzale.

"Mal empezamos", ha subrayado el diputado de Amaiur que ha lamentado que el PNV "se haya plegado" a la estrategia del PP y se alineado con un acuerdo "excluyente" promovido por quienes "niegan la palabra y la voz" a los ciudadanos vascos.

Además de rechazar la pretensión de UPyD de ilegalizar a Bildu y Amaiur, PP y PSOE han defendido su enmienda alternativa, que finalmente no se ha votado y que apostaba por un diálogo de todas las fuerzas políticas y con los ejecutivos vasco y navarro para, desde la unidad, exigir la disolución de ETA.

PP, el PSOE, CiU y PNVacordaron untexto alternativoa UPyD

El PP, el PSOE, CiU y PNV acordaron previamente un texto alternativo a la moción de UPyD, que reclamaba la ilegalización de Bildu y Amaiur, para dejar en evidencia "la soledad demagógica" del partido de Rosa Díez. En lugar de pedir la ilegalización de Bildu y Amaiur, PP, PSOE, CiU y PNV apelan a la unidad para buscar la disolución definitiva de ETA. Socialistas y populares co este texto sin hablar con UPyD, en tanto que los nacionalistas de CiU y el PNV han confirmado su adhesión y confían en que también se unan otras formaciones minoritarias, como Izquierda Unida.

La alternativa que planteaban a la moción de UPyD insta al Gobierno a propiciar el diálogo de todas las fuerzas políticas y con los ejecutivos vasco y navarro para, desde la unidad, "exigir de manera determinante la disolución de ETA", y defendía que se coloque a las víctimas como "elemento nuclear" de este proceso.  Jáuregui ha admitido que el acuerdo pretende dejar "en evidente soledad" la pretensión "surrealista" e "inconsistente" de UPyD, que "no encaja con la realidad sin violencia" actual, y también busca recomponer la unidad del arco parlamentario en la construcción de este tiempo nuevo.

Es la primera vez, desde que el 20 de octubre ETA anunció el fin definitivo de la violencia, que la mayoría parlamentaria pretendió reflejar por escrito la constatación del "tiempo nuevo" sin el terrorismo, lo que, a juicio de Jáuregui, supone un paso muy importante.  Según ha explicado Jáuregui, los socialistas han negociado con el PP durante el fin de semana y hasta anoche, y el partido en el Gobierno ha tenido mucho interés en buscar el consenso con el PSOE.

Junto a la petición de diálogo de todas las fuerzas y a la colocación de las víctimas como núcleo central del proceso, el texto que defienden PSOE y PP reclama también que se construya la convivencia social "sobre los principios del Estado de derecho" y que se siga luchando contra cualquier actuación violenta que vaya contra el ordenamiento jurídico.

El PNV también apoyaba el texto pactado porque, según su portavoz, Josu Erkoreka, el documento es "equilibrado, justo y nos sitúa en la posición correcta para afrontar los retos que se nos presentan ahora", esto es, que el "cese definitivo" de la actividad armada de ETA se considera "irreversible" por las fuerzas políticas. Erkoreka da especial valor a que la enmienda considere que este cese definitivo "es ya un hecho claro, compartido por todos" y que da lugar a un "nuevo escenario" en el que, a su juicio, no tienen sentido la propuesta de UPyD para ilegalizar partidos políticos.  También destaca que en este "nuevo escenario" las fuerzas políticas tienen "nuevos retos" que suponen trabajar conjuntamente por la disolución de ETA, por el reconocimiento de las víctimas y también "por la construcción de la convivencia en el País Vasco en condiciones de paz y libertad".  Estos elementos son para el PNV "esenciales de cara al futuro", y su portavoz apunta que el hecho de que los principales partidos hagan un diagnóstico "compartido" sobre la lucha antiterrorista supone un paso "importantísimo" al inicio de la legislatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios