Universidades e instituciones de todo el país expresan su condena y su solidaridad con el centro navarro

  • El Parlamento navarro ratifica "ante la sociedad que la actividad de los terroristas se va a encontrar siempre enfrente a los defensores de la vida, de los derechos humanos y de la libertad".

La Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, reunida de forma extraordinaria, mostraron su "rotunda condena" por el atentado perpetrado esta mañana contra la Universidad de Navarra, "en el que se han producido graves daños, varios heridos y una situación de absoluto terror contra la población estudiantil y docente del centro universitario, en una hora de plena actividad académica".

La Mesa y Junta expresaron su "solidaridad y apoyo a las víctimas, deseando su pronta recuperación, y al rector de la Universidad de Navarra, así como a toda la comunidad universitaria, al profesorado y los estudiantes, por esta brutal agresión en pleno centro del campus universitario, en una acción terrorista que podía haber causado un indiscriminado y numeroso balance de víctimas".

El Parlamento foral ratificó "ante la sociedad navarra que la actividad de los terroristas se va a encontrar siempre enfrente a los defensores de la vida, de los derechos humanos y de la libertad". "De manera brutal, ETA ha agredido a uno de los principales símbolos de la cultura y de la expresión científica e investigadora de Navarra, lo cual demuestra el aberrante destino que persiguen los asesinos de la banda terrorista ETA", dijo.

Finalmente, el Parlamento de Navarra proclamó "una vez más su defensa de los valores democráticos y del Estado de Derecho, y el convencimiento de que la acción unánime de las fuerzas políticas conseguirá acabar con quienes se alimentan con acciones como este atentado contra el progreso y la libertad de las navarras y los navarros".

Condena desde la Universidad

Universidades, instituciones públicas y organizaciones de todo el país expresaron a lo largo del día su condena del atentado perpetrado por ETA esta mañana contra la Universidad de Navarra, así como su solidaridad y apoyo al centro docente para que continúe con su labor y para que se recuperen todos los heridos.

Además del comunicado de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, diversos centros universitarios del país quisieron expresar su condena por el atentado, como las tres universidades vascas, la del País Vasco (UPV), la Universidad de Deusto y la Mondragón Unibertsitatea, que subrayaron que "sólo desde la democracia y el respeto se conseguirá la paz".

El equipo rectoral de Universitat de València manifestó por su parte que se trata de "un atentado a toda la comunidad universitaria". "Es una muestra de la perversidad de la estrategia terrorista, que ha actuado de manera cobarde contra quienes no tenemos más fuerza que la razón ni más armas que la palabra", agregaron desde la entidad.

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) animó además a su homóloga de Navarra a "seguir luchando por la libertad" que supone la educación universitaria, y a continuar de forma "valiente, como hasta ahora, ofreciendo una formación académica de primera magnitud, sin que los chantajes de la banda etarra les amedrenten".

La Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid (UEMC) también defendió que una universidad "es el máximo exponente de la libertad de expresión" y que el atentado terrorista "supone un ataque contra ésta".

La Universidad de Vigo lamentó el atentado y "que un espacio destinado a la formación e intercambio de conocimientos se convirtiese en escenario de la barbarie". "Apelamos a la sociedad para erradicar una lacra que pretende enturbiar la convivencia de los ciudadanos", añadió.

De la misma forma, la Fundación Universitaria San Pablo-CEU trasladó hoy su apoyo y solidaridad al centro navarro, al que envió un telegrama. La banda terrorista, se afirmó desde esta fundación, "ha actuado esta vez contra una institución educativa, evidenciando de nuevo sus perversos objetivos: el rechazo a la vida y la imposición de ideas".

Desde la poítica

A los manifiestos de condena se sumaron también multitud de instituciones públicas del país, desde las Cortes Generales a los ayuntamientos y parlamentos autonómicos como el de Castilla-La Mancha, cuyo presidente, Francisco Pardo, manifestó su confianza en la labor de la policía, la acción de la justicia y el Estado de Derecho, y añadió que junto al respeto a las víctimas y la unidad de los demócratas, se llevará a la banda terrorista "al único lugar que merecen, la cárcel".

En términos similares se manifestaron las Cortes de Aragón. "Los terroristas han de saber que que nos tienen y nos tendrán a toda la sociedad enfrente y que no les queda la mínima posibilidad de ganar su aberrante batalla", afirmaron.

El secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez, deseó la "pronta recuperación" de los heridos y el PSC le reiteró a ETA que está "condenada a desaparecer".

Entre los ayuntamientos que también se manifestaron contra lo ocurrido se encontraron por ejemplo los de Logroño, Málaga o Valencia. La alcaldesa de esta última ciudad, Rita Barberá, además de condenar el atentado expresó su apoyo al trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que hace pocas horas había detenido en la capital valenciana y en Pamplona a cuatro miembros de un nuevo comando Nafarroa.

También el alcalde de Madrid se refirió a esta operación policial. "Las recientes actuaciones del Ministerio del Interior le han hecho indudablemente un daño muy importante a ETA, que suele intentar responder a este tipo de actuaciones del Estado de Derecho con acciones criminales", dijo. "Si éste fuera el caso, ETA debe saber que los partidos democráticos estaremos junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y unidos contra el terrorismo", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios