Urkullu ofrece a Rajoy consenso para salir de la crisis y gestionar la paz

  • El presidente del PNV ha informado al presidente de su intención de fortalecer el autogobierno y le ha recordado que tener en cuenta que el pueblo vasco vota mayoritariamente a los nacionalistas.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha ofrecido al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy,consenso en las reformas que tiene que afrontar el Ejecutivo para salir de la crisis y gestionar la normalización y la convivencia en el País Vasco tras el cese de la violencia de ETA.

En la rueda de prensa posterior a la reunión mantenida con  Rajoy en La Moncloa de más de dos horas, Urkullu ha añadido que esta actitud no supone que el PNV vaya a ser "socio" del PP, ni del Gobierno, pero que son "momentos de sacrificio para todos" debido a la situación económica, que deben hacer también los partidos, también el suyo. A su juicio, el "riesgo" de una intervención de España, como el que se vivió en mayo de 2010, se está dejando "atrás", pero la situación actual todavía es de "emergencia".

Ha destacado que Rajoy ha estado "receptivo" con esa actitud del PNV, así como con la petición de cambios en la política penitenciaria, para acercar los presos de ETA y la reducción de grados penitenciarios, aunque ha declinada informar sobre las palabras del presidente.

Urkullu ha trasladado "el mismo apoyo" que dio al PSOE para sus medidas económicas, así como para la normalización de la convivencia y poder "consolidar la paz". "Así se lo he hecho saber a Rajoy -ha añadido-, a quien he ofrecido consenso, discreción, dedicación y compromiso", actitudes que, a su juicio, requiere este momento. Ha indicado que ambos comparten que es necesario pasar de "la página negra del terrorismo" a la "blanca de la concordia", aunque se ha negado a especificar lo dicho por Rajoy.

Respecto a las distintas sensibilidades que conviven en el PP sobre estos asuntos, ha dicho ser consciente "de la actitud de la que parte el PP, pero tengo la esperanza de que Rajoy sepa gestionar sus propios tiempos en esta cuestión". Además, ha agregado que a Rajoy "no se le ha escuchado públicamente sobre estas cuestiones".

Urkullu ha informado al presidente sobre la voluntad del PNV de fortalecer el autogobierno vasco y cumplir íntegramente el Estatuto de Gernika, así como de la necesidad de un nuevo estatus político vasco con el horizonte de 2015. Tras dejar claro que Euskadi es una nación, ha insistido en que hace tiempo que ha invitado al Estado a interpretar de forma flexible la Constitución y la disposición adicional Primera, la que hace referencia a los derechos históricos, y ha dicho que hay que tener en cuenta a la sociedad vasca, que vota mayoritariamente a los nacionalistas.

De vuelta a la economía, ha planteado que son necesarias medidas para la estabilidad presupuestaria, pero también "orientadas" a la estimulación y la reactivación de la actividad económica. A su juicio, es "imprescindible" que se pacten iniciativas para la inversión pública, ayudar a la industria y la creación de empleo, "especialmente" para los jóvenes, ya que muchos se "están viendo abocados a planificar su futuro incluso lejos" de su país.

Urkullu ha expresado que ya era consciente, antes de esta reunión, de que "estamos en momentos de sacrificios compartidos de todos", también por parte de los partidos, por lo que el PNV actuará en consecuencia, responsabilidad, coherencia, inteligencia y sacrificio, "aún a sabiendas" de que el PP cuenta con la mayoría absoluta en las Cortes. A pesar de que el PP puede sacar las reformas sin más apoyos, ha comentado Urkullu, el PNV le ha propuesto un "consenso" en reformas para la estabilidad y para que también miren al "impulso de la economía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios