Zapatero y Fernández impulsan las inversiones sin cerrar el caso Aerolíneas

  • En el primer día de su visita de Estado a España, Fernández se ha reunido con Zapatero en el Palacio de la Moncloa antes de asistir a la cena de gala que los Reyes han ofrecido en su honor en el Palacio Real.

Comentarios 1

El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la presidenta argentina, Cristina Fernández, han dado su respaldo al aumento de las inversiones españolas en el país latinoamericano, aunque sin cerrar el contencioso de Aerolíneas Argentinas.

En el primer día de su visita de Estado a España, Fernández se ha reunido con Zapatero en el Palacio de la Moncloa antes de asistir a la cena de gala que los Reyes han ofrecido en su honor en el Palacio Real.

En rueda de prensa conjunta, Zapatero ha destacado el compromiso de España y de Argentina de actuar de forma concertada ante la próxima cumbre del G-20 de Londres y ha defendido las relaciones empresariales entre los dos países, que discurren "positivamente en el 99 por ciento de los temas".

Fernández ha puesto nombre al 1 por ciento restante, Aerolíneas, y ha asegurado que el objetivo de su Gobierno con la expropiación de la compañía -perteneciente al grupo español Marsans-, es garantizar "un servicio público esencial para la conectividad de los argentinos".

A pesar de que se especuló con la posibilidad de que con la visita de Fernández a Madrid pudiera alcanzarse un acuerdo, la presidenta argentina ha señalado que el proceso está en manos de lo que acuerde el Parlamento argentino, y avanzando que no tiene intención de reunirse el presidente de Marsans, Gonzalo Pascual.

Sí se entrevistará sin embargo con los máximos directivos de otras empresas con importantes inversiones en su país, como Telefónica, Repsol YPF, Abertis, Banco Santander y Gas Natural.

Zapatero ha admitido la existencia de "discrepancias" en torno al caso de Aerolíneas, pero ha garantizado que no genera tensión, ni empaña las relaciones bilaterales. Ha destacado que en los últimos cinco años España ha sido el principal país inversor en Argentina y ha recordado que hay 600 empresas españolas en el país que "están para quedarse". Ha defendido además la responsabilidad social de esas empresas, que mantienen una inversión que debe ser rentable tanto para las compañías como para los argentinos.

En la misma línea, Fernández ha apostado por que, una vez superada la grave crisis que atravesó su país en 2001, se tienda a un nuevo modelo en el que accionistas argentinos se asocien con españoles para crear empresas que sean bien vistas por los ciudadanos argentinos. "El gran desafío es intensificar y profundizar esta relación, que se encuentra en su punto óptimo, mas allá de algún episodio", ha subrayado en una nueva referencia a Aerolíneas.

Ambos mandatarios han adelantado además algunas de las medidas que defenderán en la reunión del G-20 en Londres, como la supresión de los paraísos fiscales a corto plazo. Según Zapatero, "la credibilidad del sistema internacional después de lo que ha pasado tiene mucho que ver con la supresión de los paraísos".

También ha abogado por reformar el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial para que su composición sea "más equilibrada y equitativa" y por concertar un sistema de supervisión que sea respaldado por toda la comunidad internacional. "Tendrá que ser una cumbre de decisiones. Si se avanza en estos tres puntos, sería un gran resultado", ha resumido.

Cristina Fernández ha defendido que la reforma del marco financiero sea "reproducida en la política", en Naciones Unidas, para que el sistema de toma de decisiones no recaiga sólo en los países más poderosos. "Si no lo hacemos, vamos a correr un riesgo: que lo que empezó siendo una crisis económica, acabe siendo una crisis política", ha advertido.

La presidenta ha reclamado más control sobre los movimientos de capitales, reconstruir el FMI, reflexionar sobre si el dólar debería seguir siendo la moneda de referencia y un amplio programa de infraestructuras en los países emergentes como Argentina.

En una declaración firmada para evaluar el "plan de asociación estratégica" firmado hace casi tres años, los dos gobiernos se han comprometido a trabajar para que se pueda firmar un acuerdo de asociación entre la UE y Mercosur en el primer semestre de 2010, cuando esas instituciones estarán presididas por España y Argentina, respectivamente. Continuarán también colaborando para el esclarecimiento del paradero de los españoles desaparecidos en Argentina.

Cristina Fernández cerrará este martes su visita de Estado con un almuerzo con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y con un discurso en el Congreso, que acogerá una sesión solemne con diputados y senadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios