Zapatero asegura de nuevo que España "está a punto" de dejar la recesión

  • Acusa al PP de "exagerar y crear alarma" sobre la situación económica.

Comentarios 76

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que España "está prácticamente a punto de dejar la recesión". Zapatero ha defendido además la solvencia de la deuda pública y ha acusado al presidente del PP, Mariano Rajoy, de no hacer "más que exageraciones y alarma que daña la credibilidad" internacional de España. "Ser responsable es decir la verdad", ha asegurado el presidente del Gobierno en su primer duelo parlamentario del año con el líder del PP, quien le ha acusado a su vez de llevar "dos años sin hacer nada". Zapatero ha indicado que el coste de la emisión de deuda pública a diez años es inferior al 8 de febrero de 2004 y ha asegurado que "nunca como hasta ahora" los parados han tenido el nivel actual de protección social "gracias al esfuerzo de este Gobierno". Rodríguez Zapatero ha asegurado además que el Ejecutivo seguirá promoviendo el "máximo diálogo" en la política económica, en respuesta al diputado de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, que ha preguntado al presidente del Gobierno por la necesidad de consenso para reformar el sistema de pensiones.  

 El presidente del Gobierno ha reiterado que la economía mundial vive "la crisis más grave desde hace 80 años", lo que ha valido recibir abucheos por parte de los diputados populares. "Lo saben, pero lo quieren ignorar", ha afirmado Rodríguez Zapatero, que ha asegurado que los últimos datos del Producto Interior Bruto (PIB), que el jueves confirma el Instituto Nacional de Estadística (INE), apuntan que España "está prácticamente a punto de dejar la recesión".  

 "Ya sé que para ustedes una décima es un cambio cualitativo de la situación", ha dicho Zapatero, que ha admitido que el paro es la "consecuencia más grave" de la crisis, "especialmente en España". En todo caso, ha añadido que "nunca como ahora" los parados han tendido el nivel actual de protección social "gracias al esfuerzo de este Gobierno".

Zapatero ha insistido en que el Gobierno ha trabajado para combatir la crisis "con todos sus instrumentos" y ha apelado al "esfuerzo y el trabajo colectivo de todos" para afrontar la situación. El presidente del Gobierno ha apelado al "sentido de la responsabilidad" del PP en sus "mensajes" a los españoles y también en el exterior.  

El presidente del Gobierno ha asegurado además que su Gobierno seguirá promoviendo el "máximo diálogo" en la política económica, "muy especialmente" en todas aquellas materias que tengan que ver con la credibilidad de la economía española. "El Gobierno viene invitando convocando y promoviendo el máximo dialogo en política económica y lo seguirá haciendo", ha respondido Zapatero al diputado de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, que había preguntado al presidente por la necesidad de consenso para reformar el actual sistema de pensiones.

Según Zapatero, el Gobierno no sólo asume que hay que llegar a un consenso para reformar las pensiones, sino que "lo defiende", tal y como lo ha demostrado la trayectoria del Partido Socialista desde que se creó el Pacto de Toledo, un acuerdo "extraordinariamente positivo" para el sistema de protección social. "Queremos que se siga manteniendo el consenso", ha señalado el jefe del Ejecutivo, quien ha recordado que el Gobierno ha aprobado un documento que ha sido remitido a la Comisión del Pacto de Toledo para su evaluación estudio y diálogo. "Deseamos que, con el tiempo necesario, se llegue a un consenso que dé un nuevo paso en consolidación sistema seguridad social", ha subrayado Zapatero, tras asegurar que la economía no está ahora peor que hace seis meses.

Pasado mañana

Por otro lado, Zapatero ha agradecido la voluntad de consenso y diálogo de CiU, pero ha rechazado las críticas en materias de pensiones, al afirmar que el Gobierno simplemente aprobó un informe de análisis, evaluación y propuestas para abrir el debate sobre la reforma del sistema de pensiones porque es lo que le había pedido el Parlamento.

 "Es un procedimiento perfectamente razonable", ha señalado Zapatero, que ha reprochado a Duran i Lleida que si el Gobierno no lo hubiera hecho se le habría criticado por no tener una posición concreta. "El Gobierno sí la tiene, tiene una posición para el consenso", ha indicado el jefe del Ejecutivo, que ha afirmado que su análisis sobre las pensiones es "serio".

 Zapatero ha reiterado que el actual sistema es "sólido y fuerte" y garantiza la protección a los trabajadores "hoy y mañana", y que lo único que pretende el Ejecutivo es conseguir que "pasado mañana" el sistema aún cuente con "más fortaleza, mejores pensiones y permita seguir mejorando las pensiones mínimas".

Por su parte, Rajoy ha preguntado a Zapatero durante el debate si cree que su política económica es útil para afrontar la crisis económica tras los "datos muy preocupantes" conocidos en los últimos días, que señalan que España lleva siete trimestres consecutivos en recesión, con un déficit público del 11,4 por ciento, y más de cuatro millones de parados.  

"La responsabilidad es decir lo que está ocurriendo", ha dicho Rajoy a Zapatero, además de reprochar al presidente del Gobierno que hasta que no se ha visto "acuciado" por los mercados internacionales no se ha lanzado a hacer "anuncios precipitados" de reducción de gasto público, reforma laboral y de pensiones, "después de dos años de no hacer nada".

Rajoy ha exigido al Gobierno "que diga la verdad y aplique las reformas necesarias y fije "prioridades" para reducir el déficit y hacer que vuelva el crédito reestructurando el sistema financiero. En este sentido, le ha advertido de que ha "dilapidado su credibilidad" y "no está en condiciones" de recuperarla, "por más que pueda formar una mayoría", en alusión al posible Pacto de Estado entre PSOE y CiU. 

CIU vuelve a pedir un pacto de estado

Por su parte, Duran i Lleida ha resaltado la necesidad de no convertir a las pensiones en un instrumento de debate político porque es "evidente" que el sistema tiene que ser revisado "con el máximo consenso", y ha echado en cara al presidente la improvisación del Gobierno al retirar el documento enviado a Bruselas y al decir en un primer momento que no se iba a prolongar la edad legal de jubilación y finalmente hacer una propuesta en este sentido.  

"Debería haberse hablado con grupos", ha señalado Duran y Lleida, tras recordar que es "la hora del consenso" en esa materia y en otras y pedir una vez más al presidente que lidere un pacto de estado en materia económica porque se necesita "más que nunca". "No se trata simplemente de buenas palabras de aceptación, hay que pasar a los hechos", ha dicho. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios