Zapatero asegura al Rey que ya hay base para consolidar la recuperación de la crisis

  • No obstante, el presidente del Gobierno no cree que la evolución de la economía sea tan buena en el tercer trismestre. Anuncia medidas para "aliviar" el recorte en infraestructuras.

Comentarios 127

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha avanzado este martes que es previsible que el comportamiento de la economía "no sea tan bueno" en el tercer trimestre como en el segundo, cuando, según los datos del Banco de España, el PIB creció un 0,2 por ciento. Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha reiterado su intención de tomar medidas en relación a las políticas activas de empleo y a aprobar unos Presupuestos austeros.

En rueda de prensa durante su visita al rey don Juan Carlos en el Palacio de Marivent, Zapatero afirmó que la cifra provisional de crecimiento de la economía en el segundo trimestre "es un buen dato" que confirma las previsiones del Gobierno y "abre la expectativa de la recuperación del crecimiento económico". Sin embargo, se mostró cauteloso y afirmó que "hay que afrontar el tercer y cuarto trimestre para confirmar esa recuperación", a lo que añadió que "es previsible que el tercer trimestre no sea tan bueno como el segundo". "Es así habitualmente, pero el Gobierno considera que están dadas las condiciones para esa recuperación económica", apostilló.

A la espera de dicha evolución, Zapatero afirmó que la consolidación de la recuperación económica tendrá un "efecto fundamental" sobre la recuperación del empleo, que, a su juicio, "ha aportado buenas cifras en julio". Para ello, el jefe del Ejecutivo recordó que el Gobierno prevé tomar "nuevas iniciativas" en relación a las políticas activas de empleo y en lo relativo a "la relación de los Servicios Públicos de Empleo con cada desempleado" para que los cauces de formación y empleabilidad sean mayores.

"Nuevas iniciativas para ese proceso de estabilidad económica, de recuperación del crecimiento y, a más largo plazo, de recuperación del empleo, son necesarias en los próximos meses", añadió. Asimismo, consideró necesario que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011 cumplan con los principios de austeridad y con el plan de reducción del déficit, y "prioritario" que los diversos planes para fomentar la competitividad de la economía se pongan en marcha "cuanto antes".

Menos presión en el mercado de la deuda

En el capítulo financiero, Zapatero también resaltó que la publicación delos resultados de los test de estrés realizados a la banca española ha tranquilizado al mercado y, como consecuencia, que existe una menor presión en torno a la deuda española, ya que se ha puesto de manifiesto la solvencia del sistema financiero.

El presidente subrayó que la capacidad de financiación de España y de la banca ha mejorado y que esta situación debe ir notándose de manera progresiva en más recursos para las empresas. "Será un proceso lento pero esa debe ser la dirección. La estabilidad financiera es una condición imprescindible para que la recuperación económica se mantenga en los próximos trimestres", sentenció.

Cautela ante un posible impuesto europeo

Finalmente, preguntado por si apoyaríala creación del impuesto directo que la Comisión Europea prevé debatir a partir de septiembre para que la UE se autofinancie, Zapatero indicó que "cualquier consideración para fortalecer las capacidades económicas y financieras por parte de la UE será vista por parte del Gobierno con interés".

Con esta cautela el jefe del Ejecutivo indicó que cualquier otro pronunciamiento sería "algo prematuro". "Estamos en la fase de una idea que aún no se ha concretado. Cuando se concrete, si es que se concreta por parte de la Comisión Europea, daremos la opinión oportuna", concluyó.

"Aliviar" el recorte en infraestructuras

Además, Zapatero adelantó que en "10 ó 15 días" el Ejecutivo prevé "aliviar" el recorte en infraestructuras, con el fin de recuperar "algunas" iniciativas suspendidas que beneficien a la "mayoría" de las comunidades. "En 10 ó 15 días podremos dar alguna noticia positiva en cuanto a la recuperación de acciones inversoras en materia de infraestructuras, que afectará a la mayoría de las comunidades y supondrá un alivio, un empujón importante para las empresas constructoras", explicó.     

El presidente subrayó que este "alivio" será posible, "si como entiende el Gobierno", la estabilidad financiera permite un "margen" para los Presupuestos de 2011. Zapatero reconoció que el recorte de infraestructuras, sobre todo en carreteras, ha sido "muy severo", y constató la "preocupación máxima" de algunas regiones y de los constructores ante esta decisión. En este sentido, reiteró la apuesta por las infraestructuras del ferrocarril, sobre todo las de Alta Velocidad, ya que, a su juicio, son un "gran factor" de desarrollo económico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios