España

Zapatero deja plantado a Gómez

  • El presidente del Gobierno suspende la reunión con el líder de los socialistas madrileños en la que iba a pedirle que no sea candidato autonómico · Pajín pide un proceso de reflexión "serio y discreto"

Comentarios 5

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, aplazó finalmente la reunión que iba a mantener ayer con el secretario general del PSM, Tomás Gómez, en la que debían tratar el futuro de las candidaturas de cara a las elecciones autonómicas y locales de 2011.

Todo ello después de que el pasado jueves se filtrara que el presidente había decidido convocar finalmente en La Moncloa a Gómez para pedirle que se aparte para dejar paso a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

La causa del aplazamiento del encuentro ha sido su filtración, que Moncloa entiende que ha partido del entorno de Tomás Gómez, según informó la edición digital del diario El Mundo, que también daba cuenta de que en la dirección federal del PSOE existe un "gran enfado" con Gómez.

Aunque por el momento la decisión de apostar por Jiménez no ha sido anunciada formalmente, el entorno de Gómez sí ha mostrado su determinación en mantener las opciones de su secretario general a encabezar la lista del PSOE a la Presidencia regional y, en todo caso, celebrar primarias.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, llamó a mantener un proceso de reflexión "serio y discreto" sobre las candidaturas del PSOE a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid y recordó el "respeto" que merece el secretario general del PSM y la Federación socialista madrileña después del "gran trabajo" que ha desempañado desde hace tres años.

"El secretario general del PSOE -declaró Pajín a RNE- está estos días teniendo contactos con diferentes secretarios generales, estamos en un periodo de reflexión donde tenemos que proponer los mejores candidatos para las ciudades con más de 50.000 habitantes y las comunidades donde se celebran elecciones".

Pajín se mostró convencida de que Gómez y el conjunto del PSM realizarán una reflexión "sosegada y prudente" bajo la premisa de "proponer lo mejor" para el PSOE y los madrileños. "Lo mejor para Madrid y España es que hagamos una reflexión de forma serena y discreta, y mirando todas las posibilidades, respetando profundamente a la Federación Socialista Madrileña y al PSM, que ha hecho un gran trabajo estos tres años", remarcó.

El presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, Álvaro Cuesta, también quiso dejar clara su postura en torno a la celebración o no de primarias en el caso de que concurra más de un candidato. En este sentido, dijo que se trata de un "instrumento muy útil y democrático, muy singular y muy positivo que tiene el PSOE". Las primarias no son una guerra civil", exclamó y añadió que quien considere "un mal" la celebración de primarias en un territorio concreto "está denostando el sistema de solución democrática de las controversias políticas".

En este sentido, recordó la fortaleza que le dio a Zapatero ser elegido mediante unas primarias en nombre de Nueva Vía, de la que Cuesta formaba parte.

A la hora en la que se debía celebrar la reunión en Moncloa, Tomás Gómez salió a tomar café a un restaurante de la Gran Vía cercano a la sede del PSM junto a la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, y el alcalde de Alcorcón y vocal de la Ejecutiva, Enrique Cascallana, entre otros colaboradores. Gómez se limitó a decir a los periodistas que no era "el momento" de hacer declaraciones, antes de volver a la sede socialista, de la que volvió a salir para comer y en la que siguió trabajando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios