Cuatro activistas españoles denuncian golpes y el asedio de la Policía marroquí en El Aaiún

  • Según uno de ellos, los agentes cargaron violentamente contra ellos con puñetazos y patadas

Comentarios 1

Las activistas aragonesas Emma Pomar y Pilar Fortuño, junto con la catalana Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velásquez, permanecen "asediadas" por la Gendarmería marroquí en la ciudad saharaui de El Aaiún. En la madrugada de ayer fueron "golpeadas" por agentes policiales y militares, según explicó Pilar Fortuño en declaraciones a los medios.

Um Draiga, la asociación a la que pertenecen y que agrupa a los ciudadanos saharauis afincados en Aragón y a numerosos aragoneses, también habló por teléfono con Fortuño, según indicó Enrique Gómez, uno de sus miembros.

Fortuño explicó que la comitiva internacional viajó a El Aaiún para recibir a un grupo de cinco activistas saharauis que volaron en avión desde Argelia.

La activista aragonesa afirmó que la vivienda en la que esperaban la llegada de los activistas permaneció el domingo rodeada por numerosos agentes policiales uniformados y de paisano seis horas antes de que llegaran los activistas.

Así, aseguró que cuando estos llegaron, los agentes cargaron violentamente contra los presentes. "Nos dieron puñetazos, nos tiraron al suelo, nos dieron patadas, y nos escupieron", declaró.

Por otra parte, la Policía Nacional detuvo ayer a dos empresarios de Barcelona a los que acusaron de vender contratos laborales a inmigrantes sin papeles, por un precio que oscilaba entre los 500 y 2.000 euros, para que estos pudieran solicitar el permiso de residencia en España. Fueron acusados de estafa, favorecimiento de la inmigración ilegal y de atentar contra los derechos de los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios