Los activistas canarios regresan a España tras los incidentes en El Aaiún

  • Denuncian haber sido agredidos durante una manifestación de apoyo al pueblo saharaui.

Comentarios 71

Los 14 españoles que participaron el domingo en El Aaiún en una protesta en apoyo al pueblo saharaui, 11 de los cuales fueron retenidos en comisaría, llegaron a España en la mañana de este lunes.

Uno de los integrantes de la organización "SaharAcciones", Gonzalo Rodríguez, dijo que el barco de la línea Naviera Armas salió a las 22:45 hora local y han llegado a Las Palmas este lunes pasadas las 08:00 hora insular.

Según otro de los activistas, Pablo Monedero, que junto con sus 13 compañeros se había trasladado a la capital administrativa del Sahara Occidental "para denunciar la violación de los derechos humanos en ese territorio y la ocupación marroquí ilegal", la llegada del grupo hasta el puerto había transcurrido sin incidentes.

"No hemos tenido ningún problema, pero en todo momento hemos estado vigilados por coches de policía marroquí y por agentes vestidos de paisano", señaló en conversación telefónica.

Fuentes de la embajada española en Marruecos confirmaron la ausencia de altercados y señalaron que el grupo estuvo acompañado hasta el momento de subir al barco por representación española.

Algunos de los miembros de "SaharAcciones" se habían acercado esta tarde a la sede en El Aaiún de la Misión de la ONU para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) con el objetivo de presentar una denuncia "por el trato improcedente recibido por parte de la Policía marroquí".

Monedero indicó que se dirigieron hasta allí para entregar 14 denuncias individuales, las de todos los manifestantes, pero que no se las aceptaron porque "hoy era festivo, y sin ofrecer ninguna razón más".

Los integrantes de "SaharAcciones" habían afirmado que la protesta organizada para "evitar que la lucha saharaui caiga en el olvido", para la que no habían solicitado el permiso de las autoridades locales, fue reprimida por la Policía marroquí.

Once activistas fueron retenidos y permanecieron en la comisaría cerca de ocho horas, hasta la madrugada del domingo, tras lo cual se dirigieron a la Casa de España, después de que no se hubieran presentado cargos contra ellos.

El grupo aseguró que se encontraba en ese lugar "en arresto domiciliario", pero desde el Ministerio español de Asuntos Exteriores se ha afirmado que su presencia en esa sede fue decisión propia en algunos casos, y "por recomendación de las autoridades locales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios