Unas 600 personas se agolparon frente a los juzgados increpando a Urdangarin y a la Monarquía

  • Los juzgados de Palma han recuperado la normalidad tras la marcha de los manifestantes.

Comentarios 5

Los juzgados de Palma han recuperado la tranquilidad después de que a lo largo de la tarde se hayan ido la mayor parte de los manifestantes que esta mañana increparon al duque de Palma, Iñaki Urdangarin, a su llegada al edificio judicial para declarar en calidad de imputado y que habían sido convocados por la organizacion independentista Maulets, los Joves d'Esquerra Unida, Unidad Cívica por la República (UCxR) y la asamblea de estudiantes de la UIB.

Alrededor de 600 personas se agolparon frente a los juzgados de Palma increpando a la Monarquía y al duque de Palma, Iñaki Urdangarin, quien ya se encuentra en el interior del edificio, para ser interrogado, en calidad de imputado, por el juez que instruye el caso Nóos, José Castro. 

Así, los primeros manifestantes, convocados por la organización independentista Maulets, los Joves d'Esquerra Unida, Unidad Cívica por la República (UCxR) y la asamblea de estudiantes de la UIB, han comenzado a llegar poco antes de las 08.00 horas, si bien poco a poco, según ha ido pasando la mañana, ha ido aglutinándose más gente en los alrededores de los juzgados.   

La mayor parte de los manifestantes, algunos de ellos, con banderas republicanas, permanece agolpada detrás de la barrera de seguridad instalada por la Policía Nacional en la calle Parellades y los asistentes están cantando y lanzando consignas en contra de Urdangarin y de la Monarquía y a favor de la República. 

No hay dos sin tres, la República otra vez y Aquí estamos nosotros que no robamos son algunos de los gritos más coreados por los manifestantes, que portan pancartas con distintos lemas, como Nóos has robado; Iñaki Urdangarin nos debe dinero;Cristina suelta la pasta; Urdangarin que curre en Burger King; La monarquía es una porquería y Tanto privilegio y tanta nobleza, el pueblo en la pobreza.

Mientras tanto, las decenas de periodistas que no han accedido al interior de los juzgados, se apresuran a enviar crónicas y fotografías sobre el transcurso de la jornada histórica en la capital balear, gracias a que al contrario de lo que se creía en un principio, no ha habido inhibidores de frecuencias, lo que ha permitido que haya cobertura para los teléfonos móviles e Internet. 

Asimismo, una de las estampas en la Avenida Alemania es varios periodistas de cadenas nacionales e internacionales, de entre otros países México, Chile, Alemania, Reino Unido, Francia y Portugal enviando crónicas en directo para los programas de televisión e informativos.

Durante las horas de espera para ver de nuevo a Urdangarin, una vez concluya su declaración, que ha comenzado sobre las 09.10, hay momentos más animados entre los manifestantes como el que ha ocurrido pasadas las 10.00 cuando un vecino de uno de los edificios colindantes a los juzgados ha desplegado de su balcón una gran bandera republicana, lo que ha provocado el júbilo de muchos de los congregados. 

Otro momento álgido ha sido cuando ha abandonado el lugar el coche en el que ha llegado a los Juzgados Urdangarin, que es el vehículo oficial que utilizan los Duques de Palma durante las vacaciones de verano y que ha recibido varios impactos de huevos durante su trayecto entre el Palacio de Marivent y el edificio judicial.  

Así, el coche ha permanecido en medio de la calle a 30 metros de la barrera policial situada a 30 metros de la cuesta de los accesos a los juzgados. 

Entre los manifestantes, hay también grupos de mujeres que han madrugado este sábado para ver en directo y saludar en persona a algunos de sus periodistas y reporteros favoritos de los canales de televisión nacional, que este sábado se han desplazado a Palma para enviar sus crónicas. 

Se espera que los alrededores de los juzgados de Palma estén animados todo el día, porque, según van pasando las horas, son más las personas que van acercando con curiosidad tras haber visto la noticia en la televisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios