El blindaje de un Lince evita daños graves a cuatro soldados españoles en Afganistán

  • El vehículo blindado pisó un artefacto explosivo improvisado en la provincia de Badghis

Un artefacto explosivo estalló en la mañana de ayer en la provincia de Badghis (Afganistán) al paso de un vehículo blindado español Lince, sin que se hayan producido daños personales de consideración entre los ocupantes del vehículo militar.

El incidente se produjo cuando Linceha pisado un Artefacto Explosivo Improvisado (IED) en las proximidades de Sang Atesh, cuando se encontraba a unos 10 kilómetros al norte de Qala-i-Naw, según una nota hecha pública a última hora de ayer por el Ministerio de Defensa.

La caja del blindado ha respondido "adecuadamente" a la explosión, protegiendo a los ocupantes del vehículo, que formaba parte de un convoy que se dirigía desde la base de Qala-i-Naw hasta el puesto avanzado de Ludina, precisa la nota del departamento que dirige la ministra Carme Chacón.

Una vez asegurada la zona donde se produjo el incidente, el personal médico del convoy reconoció en el mismo lugar a los cuatro ocupantes del vehículo alcanzado por la explosión, ya que algunos de ellos presentaban contusiones leves.

Desde el pasado año, las tropas españolas operan en Afganistán únicamente con los nuevos blindados RG-31 y con los blindados medios Lince.

Ambos vehículos, que sustituyeron a los antiguos BMR, son los de mayor protección contra minas y frente a este tipo de artefactos improvisados que se pueden encontrar en el mercado.

Este tipo de incidentes son cada vez más frecuentes en una zona cuya seguridad ha empeorado de manera notable en los últimos meses debido a la actividad creciente de los talibanes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios