Gaspar llamazares

"No es casualidad que usaran mi imagen en el retrato de Ben Laden"

  • "El FBI ha reconocido su error, pero ni ha dado explicaciones ni asume ninguna responsabilidad". El portavoz de IU podría ir a la vía judicial.

Comentarios 10

GASPAR Llamazares dejó de ser coordinador general de IU, pero sigue en la primera línea política. Nos recibe en su despacho del Congreso de los Diputados, donde ejerce de portavoz de IU. La polémica por el uso de su imagen por el FBI para el retrato robot de Ben Laden le ha dado protagonismo mundial. Ha recibido más de 60 peticiones internacionales de entrevistas.

-El incidente de su foto le ha dado un protagonismo inesperado.

-No comparto eso de que hablen de ti, aunque hablen mal. Es un protagonismo no querido, ingrato. Deteriora mi imagen, pone en riesgo mi seguridad y también degrada un trabajo político serio de la izquierda, desde hace tiempo, en contra del terrorismo y a favor de la igualdad y la libertad.

-Usted no se ha dado por satisfecho hasta ahora. ¿Qué reclama?

-Un requisito indispensable es que se haga una investigación seria por parte de EEUU. Que se demuestre que no hay sesgo ideológico en la utilización de mi imagen y que se repare el daño causado.

-¿No se ha excusado ya el FBI?

-El FBI ha reconocido el error, pero hasta ahora ni han dado explicaciones, ni asumen ninguna responsabilidad. Lo que han hecho es dar excusas con la boca pequeña y atribuir la responsabilidad a un "artista forense". Pero no hay rectificación, ni reparación. La última carta del FBI, que he recibido el miércoles, es lacónica. Dicen que lamentan e investigan el incidente, atribuible a un funcionario, y que rectificarán el procedimiento. Le quieren quitar toda la trascendencia política. Yo creo que hay que tomarlo más en serio. Tampoco el nuevo embajador de EEUU ha dicho nada.

-¿Piensa que fue intencionado?

-No han demostrado lo contrario. No es casualidad que utilicen mi imagen, porque para acceder a ella en Google hay que teclear nombre y apellido. Y como supongo que el FBI es una institución seria, entiendo que tendría cuidado de no utilizar los rasgos de un funcionario del Gobierno de EEUU. Por eso, exijo que se investigue la causalidad y la casualidad.

-¿De verdad va a presentar una demanda contra el FBI?

-Lo estoy estudiando. La única limitación es que no quiero un proceso interminable, ni que yo termine pagando las culpas de los demás. Intento que me den explicaciones, bien sea por la vía política o por la vía judicial, pero que no sea oneroso ni para mí ni para IU. Esto no es una batalla personal, es también una batalla política. No es una casualidad, puede ser algo más generalizado y que haya más gente en riesgo. Con la excusa de la seguridad no se puede limitar la libertad. Por eso, es una cuestión de derechos civiles.

-¿Tiene miedo a viajar por ciertos aeropuertos?

-Yo menos, pero mi familia está preocupada por las vacaciones, por dónde podemos ir y dónde no.

-¿El Gobierno español se lo ha tomado en serio?

-Yo creo que sí. El presidente del Congreso de los Diputados y la Comisión de Exteriores han reaccionado, exigiendo una investigación y responsabilidades. He visto sensibilidad en el Gobierno, tanto en Interior como en Exteriores, y espero que se traduzca en resultados. En el caso del presidente del Gobierno, espero que pida al Gobierno de EEUU que dé una mínima satisfacción.

-Hablando del Gobierno, suele decirse que usted apoya a Zapatero siempre que lo necesita.

-Pues no tiene nada que ver con la realidad. Soy consciente de las delicadas estrategias de IU, que tiene un electorado crítico de izquierdas. Ese electorado no nos perdonaría que contribuyésemos a una derrota del PSOE, porque tiene vasos comunicantes con los socialistas. Debemos ser críticos, pero también equilibrados, y yo lo soy.

-¿Qué le parece Zapatero?

-Zapatero ha desaprovechado la oportunidad para cambiar este país. Ha tenido todo lo que podría desear un presidente en España, con muchos votos para el cambio y una sociedad que había recuperado la ilusión. Ha desperdiciado ese caudal, sobre todo al final de la anterior legislatura y en ésta. Por eso, ahora las coincidencias con IU son menores que las divergencias. Hemos votado en contra de los últimos presupuestos y hay más distanciamiento.

-¿Zapatero da bandazos?

-Además de ese giro a la derecha, que primero fue paulatino y luego brusco, ahora corre el riesgo de estrellar al Gobierno. Zapatero, y el PSOE, han perdido la confianza de los ciudadanos; porque con la crisis económica no hizo algo fundamental, que es reconocer la verdad. Se ha visto arrastrado por esa tormenta. Es dubitativo, da bandazos... Ya no es un líder para aunar voluntades y salir de la crisis.

-¿Es un presidente tan nefasto como dice Aznar?

-Si ha habido alguien nefasto en la Presidencia del Gobierno español es Aznar, que tomó la decisión de embarcarnos en la guerra de Iraq, con menosprecio de los ciudadanos y hasta de su propio partido. No le doy credibilidad a sus críticas. Creo que Zapatero ha desperdiciado una oportunidad, pero no me parece ni el astro de una conjunción astral como dijo Leire Pajín, ni el peor presidente como dice Aznar. También creo que no somos un gran país, sino un país medio, y cuanto antes nos demos cuenta mejor, porque habrá menos frustraciones.

-IU ha pedido un plan contra el paro. ¿Sería eficaz?

-El Gobierno ha puesto cataplasmas a la crisis financiera, y luego ha hablado de brotes verdes en el horizonte y de la Ley de Economía Sostenible. Falta abordar los problemas reales. La crisis de la política es también una parte de la crisis. Debe adoptar medidas, pero no lo hace; la única que conozco y apoyamos es la de protección social de los desempleados. Además hay que adoptar políticas de empleo, con el compromiso de aumentar la inversión pública para crear empleo. El principal reto que tiene el Gobierno es la crisis y el desempleo, y lo eluden.

-En la reforma de pensiones y la jubilación también está en desacuerdo…

-Ése es el derechazo del Gobierno, después de un tiempo en que hacía un discurso de izquierda y una práctica continuista. Ahora el Gobierno tiene un ataque de pánico, después de sucesivos ataques de nervios. El primero fue por un resultado electoral ajustado, cuando esperaban ganar con mayoría absoluta, y de eso vino el error de la geometría variable en los pactos. El segundo llegó cuando no se podían creer que les tocara una crisis de estas dimensiones. Y lo último es el pánico porque los números van mal y el Gobierno podría hundirse en las calificaciones de organismos internacionales. Así dan el volantazo a la derecha, con el ajuste presupuestario, el pensionazo y la reforma laboral, que tiene mala pinta. Han pasado de la retórica de que se mantendrían las políticas sociales a saldremos de la crisis a costa de los trabajadores y las políticas sociales.

-Y además usted pide la retirada de las tropas de Afganistán.

-Todos saben ya que en Afganistán no habrá vencedores ni vencidos. Esa guerra no se va a ganar. Kissinger decía, en relación a Vietnam, que en las guerras de guerrillas si no se gana se pierde. La única duda en Afganistán es cuando se replegarán las tropas. El Gobierno español está al rebufo de EEUU, como si quisiera disculpar la retirada que hizo en Iraq. En Afganistán hay inseguridad, se está iraquizando.

-¿Es una guerra como la de Iraq?

-No es como la guerra de Iraq, que se hizo al margen de las resoluciones de Naciones Unidas. En Afganistán no hay intereses económicos, pero la situación se parece cada vez más a la de Iraq. La legitimidad de origen de esa guerra ya no vale.

-Usted ya no es el coordinador general de IU, pero tiene más protagonismo público que Cayo Lara. ¿Hay bicefalia?

-No hay bicefalia. El coordinador general es Cayo Lara, pero en el Parlamento IU tiene un papel muy activo, y lo debe capitalizar. El papel de la estrategia corresponde al coordinador, y el día a día en el Congreso y el Senado debe servir para aprovechar lo que tenemos. Es bueno para IU tener el perfil parlamentario, y soy complementario.

-¿Quién encabezará la lista de IU por Madrid en 2012?

-Todo apunta a que sea el coordinador general. La lógica se impone, como en todos los partidos.

-Y usted, que tiene fama de buen parlamentario, ¿dónde se ve?

-Yo haré política esté donde esté, tanto en mi profesión de técnico de salud pública como si continúo en la actividad política más directa. Tengo una actitud muy natural de entrada y salida en la vida política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios