Caso Pujol

Mas se desmarca por completo del caso Pujol y dice que el 'Govern' fue "pulcro" ante el caso ITV

  • El presidente catalán expresa en el 'Parlament' que la confesión de Pujol es "estrictamente personal" y "no va más allá del ámbito familiar" por lo que no le afecta ni a él ni a la Generalitat. Niega que Pujol le ordenara "parar" a sus hijos.

Comentarios 6

El presidente de la Generalitat, Artur Mas ha vuelto a situar la confesión de su predecesor Jordi Pujol sobre su dinero sin regularizar en el extranjero como un asunto "privado y personal", y ha asegurado que, al saberse, la Agencia Tributaria de Cataluña reaccionó por escrito. "No puedo entrar en más detalles porque la ley me lo impide, pero puedo confirmar que, en las semanas siguientes -a la confesión-, organismos como la Agencia Tributaria de Cataluña actuaron", ha asegurado en su comparecencia en la comisión de investigación del Parlament sobre fraude.

Este órgano del Govern "actuó como actúa una agencia, que es por escrito, en defensa del erario público" de la Generalitat, ha agregado.  Mas ha reconocido que, aunque es un tema personal y familiar, es consciente de que la confesión de Pujol tiene afectaciones "múltiples sobre el partido -CDC-, sobre CiU, sobre el país, sobre las instituciones", sobre el cargo que ocupa y sobre él mismo.

Ha recalcado que supo los hechos que confesó Pujol el mismo día en que envió un comunicado, en el que el expresidente afirmó que tuvo cuentas en el extranjero sin regularizar.

Así, lo supo a las 08:00 horas del 25 de julio, en un encuentro que mantuvo con Pujol, en el que el exmandatario aceptó enviar un comunicado con su confesión por la tarde, y no por la mañana como él quería hacer, justo cuando CDC iba a informar a los medios de su nuevo organigrama, tras la salida de Oriol Pujol como secretario general convergente.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha negado este lunes que el ex presidente catalán Jordi Pujol le encargara "parar" a sus hijos y tampoco le consta que lo pidiera a otras personas. "No me lo ha encargado nunca ni conozco que lo haya encargado a nadie. Si tan cerca estaba de él y si se le hubiera pasado por la imaginación, podría haberlo hecho, pero no lo hizo nunca", ha aseverado en respuesta al líder de ICV-EUiA en el Parlament, Joan Herrera, durante su comparecencia en la comisión de investigación en el Parlament sobre fraude. Según Mas, en ocasiones sí le trasladaba cierta preocupación por cuestiones familiares de carácter general, ya fueran económicas o de salud, algo que también hacía él teniendo en cuenta la relación que ambos mantenían: "Lo hacemos todos".

Sobre su relación con Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del ex presidente, Mas no ha renegado de eso, destacando que fue una de las personas que le introdujo en el mundo de Convergència, pero ha puntualizado que no mantenían una amistad íntima. "En casa de Jordi Pujol Ferrusola he estado una sola vez en 30 años, y las parejas no han salido a cenar ni una sola vez juntas. No sé si esta es una relación de gran intimidad", y ha insistido en que es falso presentarlo de otra manera. En relación a la cuenta de su padre en Liechtenstein, ha precisado que tuvo conocimiento de ella a finales de la década de los 80 o principios de los 90, y que no fue conseller de Economía hasta 1997. Además, ha asegurado que, desde que lo supo, nunca le preguntó nada porque no le afectaba directamente: "No eran recursos míos ni nada que tuviera que ver con la administración y el partido. No le pregunté nunca por eso ni tampoco cómo eran sus declaraciones de Renta". 

Por otro lado, se ha defendido este lunes sobre el caso de las ITV. Se muestra convencido de la actuación "absolutamente pulcra y correcta" de su gobierno  en las concesiones de las ITV, caso por el que está imputado el exdiputado del Parlament y ex secretario general de CDC Oriol Pujol. En su comparecencia en la comisión de investigación de la cámara sobre fraude, ha recordado que el caso ITV viene de años atrás y que aún no hay sentencias definitivas, y ha reivindicado que han intentando resolver "el lío jurídico y pacificar el ámbito de las concesiones", algo que le consta que ya intentaron hacer otros gobiernos de Cataluña. "Les puedo decir que, desde que presido la Generalitat, la actuación del Govern en el tema de las ITV ha sido absolutamente pulcra y correcta, hasta el punto de que supuestas influencias que se querían ejercer en una línea determinada acabaron en la línea contraria", ha aseverado.  "El Govern nunca hizo caso de determinadas influencias y actuó como creía que tenía que actuar", ha añadido Mas, que también ha salido en defensa de la gestión que han hecho para intentar evitar la deslocalización de empresas como Sony, Sharp y Yamaha.

Según el presidente, son casos en los que ha habido "relocalizaciones" y no deslocalizaciones, y ha justificado la necesidad de actuar desde el Govern para evitar su huída a otros países y que mantuvieran así su actividad económica en Cataluña y sus puestos de trabajo. "Puedo defender con la cara bien alta la actuación del Govern. Lo que he hecho para salvar empresas y relocalizar otras amenazadas de ser deslocalizadas, lo he hecho, lo hago y lo seguiré haciendo siempre que sea necesario", ha advertido, y ha añadido que asume cualquier crítica que se le pueda hacer al respecto.

Además, ha apuntado que cuando alguien le pide a él o al Govern que intervengan para salvar una empresa o puestos de trabajo parten de la base que quien lo solicita actúa "de buena fe" y no buscando un aprovechamiento personal. Ha aprovechado para recordar que, siendo líder de la oposición, en los años en que gobernaba de José Montilla (PSC), representantes de Sony les pidieron "discreción y fair-play" cuando les explicaron que había un plan para que otra empresa se quedara con las actividades y empleados que trabajaban en la planta de Viladecavalls (Barcelona). "Actuamos así en la oposición y lo hemos continuado haciendo en el Govern", ha añadido Mas, destacando que hay algunos en los que ha intervenido hasta personalmente.

Mas ha lamentado que se haya "montado una campaña indecente" contra él por el hecho de que su cuñado sea asalariado de una empresa que trabaja para varios clientes, incluidas administraciones públicas pero también clientes privados. También ha dicho él tiene tres hijos, dos de ellos en edad laboral, y que no puede "fiscalizar cada día" si las empresas donde trabajan sus propios hijos acaban siendo clientes de alguna administración. Según él, si los hijos de Pujol hubiesen cometido alguna irregularidad o delito, deben ser juzgados, pero, "si todo es correcto", no debería levantar ampollas el hecho de que las empresas donde trabajan acaben haciendo encargos para las administraciones, porque es lo que hacen la mayoría de compañías catalanas.

Tras ser interpelado por el líder del PSC, Miquel Iceta, Mas ha asegurado que ni él ni su mujer, Helena Rakosnik, han tenido una cuenta bancaria fuera de Cataluña, y que ninguno de sus hermanos recibió un euro de la herencia de su padre -muerto hace tres años-, salvo una hermana que asumió un parte de un terreno en un municipio barcelonés del Maresme.

Sobre la figura de Jordi Pujol, ha reconocido que no ha dejado de ser su padre político, alegando que sería "muy miserable" renegar de él, y ha añadido que le reconoce muchas cosas positivas pese a la decepción que le provocó su confesión.

También ha asumido la relación que mantenia con el ex secretario general de Presidencia en los gobiernos de Pujol Lluís Prenafeta así como que trabajó en un un grupo de empresas de un primero hermano suyo, pero ha remarcado que no se puede sentir responsable de las "actuaciones privadas" que han llevado a cabo terceros. Preguntado por la presunta financiación de su partido a través del Palau de la Música, Mas ha pronosticado que este caso "acabará sin demostración de ninguna irregularidad", aunque luego ha agregado que él no es infalible pero que su firme convicción es que todo se ha hecho correctamente, y que la instrucción lleva seis años haciéndose y por ahora no hay ninguna sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios