Un ex concejal del PP balear declara al juez Castro que el partido exigía comisiones del 3%

El ex concejal de Urbanismo de Palma Rodrigo de Santos declaró ayer ante el juez José Castro que varios empresarios le confesaron que el PP exigía un 3% de comisión a los adjudicatarios de obras públicas durante la legislatura 2003-07, cuando Jaume Matas presidía el partido y el Govern baleares.

De Santos, que compareció como testigo en el marco del caso Palma Arena, explicó que el encargado de reclamar a los empresarios el pago del 3% de comisión por cada contratación pública era el entonces gerente del PP Fernando Areal, cuñado de Matas, informaron fuentes jurídicas. Apuntó además que cree que las comisiones ilegales se solicitaban con el conocimiento de la dirección estatal del PP.

El ex concejal aseguró que por el hospital de Son Espases, la mayor obra pública realizada en el archipiélago, el PP reclamó a las dos empresas que optaron al concurso de construcción, OHL y Dragados, una comisión de 9 millones de euros. También indicó no tener constancia de que dicha comisión se pagara finalmente.

Según De Santos, el concurso para elegir una empresa que valorase las ofertas para construir Son Espases se amañó para que resultara elegida Global PM, porque esta consultora era de confianza del entonces conseller de Interior y secretario general del PP, José María Rodríguez.

El ex concejal declaró también sobre la presunta financiación ilegal del PP a través de la compra y reforma de la sede central del partido en Palma.

Ratificó el testimonio que prestó en julio ante el fiscal Pedro Horrach, a quien aseguró que el constructor Antonio Pinal le dijo que había pagado la sede regional del PP balear a cambio de contratos públicos a instancias Matas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios