La crisis eclipsa a De la Vega

  • La vicepresidenta será ninguneada en la sesión de control al Gobierno, pues el PP optará por interrogar a la nueva troika · La número dos del Ejecutivo dice que le "faltan horas para el trabajo que tiene"

El PP centrará sus preguntas en la próxima sesión de control al Gobierno en la troika formada por los ministros de Economía, Fomento e Industria, y en el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en ausencia del presidente Rodríguez Zapatero, que estará de viaje en Ginebra. Por contra, no hará intervenir a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.

Ocho de las diez preguntas que formulará el PP en la sesión de control al Gobierno de la Cámara Baja estarán dirigidas a Rubalcaba y a los tres ministros que forman la comisión gubernamental escogida por Zapatero para negociar un pacto contra la crisis. De hecho, la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, que siempre interroga a la vicepresidenta primera, se encargará en este caso de preguntar a la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, para que le explique por qué el déficit ha pasado del 0,6% al 9,5% desde que es ministra de Economía.

"Soraya hace las preguntas a quien estima oportuno y conveniente, y ahora efectivamente me ha dicho que las preguntas se las va a pasar a hacer a la señora Salgado", dijo el presidente del PP, Mariano Rajoy. "Ella pregunta a quien cree que tiene más influencia, supongo, o a quien cree que tiene más capacidad de decisión. No lo sé. Habrá que preguntárselo a ella", señaló Rajoy.

De la Vega, por su parte, no parece sentirse ninguneada y afirmó ayer que le "faltan horas para hacer todo el trabajo que tiene" y aseguró que todo el equipo de Gobierno, incluida ella, está "volcado" en una prioridad que es trabajar para "salir de la crisis".

El ministro más ocupado en la próxima sesión de control será el de Fomento, José Blanco, a quien el diputado del PP Andrés Ayala cuestionará sobre cómo afectará a su departamento el recorte presupuestario anunciado por el Gobierno. Blanco, además, tendrá que dar su parecer a la parlamentaria del PP Teófila Martínez sobre si cree que esos recortes "se deben también a una conspiración internacional".

Por su parte, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, responderá a Álvaro Nadal sobre las medidas que piensa adoptar para paliar la caída de las cifras de negocio en la industria española.

Una semana más, Alfredo Pérez Rubalcaba tendrá que someterse a la ofensiva del PP en el Congreso sobre el caso Faisán.

Así, Ignacio Cosidó preguntará si comparte la apreciación judicial de que este supuesto chivatazo a ETA es de una gravedad sin precedentes en la lucha contra el terrorismo en España. "¿Quién dio la orden de frustrar mediante un chivatazo policial la operación contra la red de extorsión etarra que se iba a producir el 4 de mayo de 2006?", será la pregunta directa que le va a formular Ignacio Gil Lázaro. Rubalcaba tendrá un respiro de este asunto con Antonio Hernando, habida cuenta de que este diputado desea conocer las órdenes que se han transmitido desde el ministerio para propiciar la detención de extranjeros en situación irregular.

En medio de la polémica sobre la reforma de las pensiones, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, tendrá que dar su opinión sobre la propuesta del Gobierno de retrasar la edad de jubilación a los 67 años. Corbacho, asimismo, explicará a Carmen Álvarez en qué se basa el Ejecutivo para afirmar que se va a crear empleo neto en el segundo semestre del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios