Las cuentas socialistas

  • En el PSOE están convencidos de que todavía tienen margen para dar la vuelta a las encuestas en los próximos comicios autonómicos y locales y han puesto en marcha una potente maquinaria al mando de Blanco

HAY margen para la batalla, salimos a ganar aunque sabemos que jugamos una partida muy difícil" comenta un miembro del comité electoral del PSOE.

Las encuestas indican que efectivamente tienen casi todo en contra, y además sufren una convulsión interna que tratan de disimular porque saben que si a los problemas actuales se añade la lucha por el poder, por la candidatura, entonces cuentan con nulas posibilidades de lograr la remontada. José Blanco, el hombre fuerte de Ferraz a pesar de que hay un secretario de organización, Marcelino Iglesias, se ocupa nuevamente de la campaña, es un experto en estrategia electoral y también en el análisis de sondeos. Los socialistas no olvidan que en su momento aconsejó a Pérez Touriño por un lado y a José Montilla por otro que adelantaran sus respectivas elecciones autonómicas porque el tiempo jugaba en su contra. No le hicieron caso. Y Blanco tenía razón. Por eso, ahora más que nunca, se atenderán sus instrucciones.

La primera, como dijo Zapatero al anunciar su decisión de no repetir candidatura, que nadie hable de primarias ni de sucesión hasta después del 22 de mayo. No lo hacen en público, aunque el partido es un guirigay de rumores, movimientos y declaraciones de doble y triple significado. Blanco se mantiene al margen se las especulaciones, no entra al trapo aunque le insistan.

Desde hace dos meses tiene cerrado su equipo electoral, con el que se reúne formalmente todos los lunes en la sede de la calle Ferraz, aunque no hay día en el que no celebre reuniones con algunos de sus miembros o dé instrucciones por teléfono. Cuenta con varios vicesecretarios: Elena Valenciano, que además es la portavoz del equipo; Antonio Hernando -una de las figuras emergentes del PSOE, Gaspar Zarrías -el eterno brazo derecho de Manuel Chaves- y Pilar Alegre, segunda de a bordo de Marcelino Iglesias. Junto a ellos, el responsable de sondeos electorales desde los tiempos de Felipe González, Ignacio Varela y, entre otros, Pedro Zerolo, Abel Sánchez y María González de la Cruz, a la que se ha responsabilizado de todo lo relacionado con la movilización a través de las redes sociales. Blanco da la máxima importancia a este apartado, hasta el punto de que ha equiparado la campaña tradicional con la realizada por internet.

Las cifras de campaña son apabullantes. Se van a celebrar, entre precampaña y campaña oficial, más de 10.000 actos en todo el territorio, con participación de todos los miembros de la Ejecutiva apoyando a los 75.000 candidatos a parlamentos autonómicos, alcaldes y concejales, la cifra más alta de la historia del PSOE.

Los fines de semana estará Zapatero en distintas ciudades españolas pidiendo el voto para su partido una vez que se pueda hacer abiertamente, cuando comience la campaña oficial, y también tendrán un lugar destacado en los actos de campaña el vicepresidente Rubalcaba y la ministra de Defensa Carme Chacón, cuyos nombres se barajan como posibles sustitutos de Zapatero en el próximo cartel electoral.

José Blanco ha dado instrucciones para que los candidatos soliciten debatir con sus contrincantes, tanto los que aspiran a la presidencia de gobiernos autonómicos como a las alcaldías, bien en televisiones nacionales como las autonómicas y locales, así como emisoras de radio. Quiere dar protagonismo a este tipo de programas, pues en el resultado influyen de manera significativa no solamente el conocimiento de los problemas regionales y locales sino también la forma de expresarse, la telegenia, el ingenio o la capacidad de descalificar los datos del adversario cuando ese adversario ya no tiene derecho a réplica. El PSOE, como ocurre con los restantes partidos, tiene un departamento especializado en preparar las comparecencias públicas de los candidatos, departamento que José Blanco sigue de cerca y en el que trabajan profesionales de larga trayectoria.

Otro de los elementos a los que se dedica gran atención es el de audiovisuales, con la elaboración de vídeos que siempre han tenido gran protagonismo en la campaña, no hay más que recordar el del doberman, que ha hecho historia, o el del supuesto joven militante del PP que aparecía como un analfabeto ante el rosco del conocido programa Pasapalabra, o los vídeos que presentaban a los jóvenes del PP como chicos y chicas pijos, insustanciales y frívolos frente a los muy concienciados socialmente y bien formados jóvenes socialistas. Un apartado, el de los vídeos, que apenas tiene impacto en el voto, pero sí provoca titulares y polémica en la campaña. Y, como dice un miembro del equipo electoral del PSOE "lo que buscamos es precisamente ese tipo de polémica, para hacer bueno el dicho de que hablen de uno aunque sea mal", lo que hace suponer que en las próximas semanas veremos vídeos agresivos y, también, tratando nuevamente de ridiculizar al principal contrincante, el PP. Sobre todo en internet , "donde además se espera la participación activa de voluntarios con ideas imaginativas y videos caseros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios