El etarra detenido llevaba 30 kilos de material para fabricar explosivos

  • La Fiscalía pide cárcel para Otegi por la financiación de ETA con las 'herriko tabernas'

El presunto etarra Zuhaitz Errasti Goiti, detenido el lunes en Francia tras una avería en el coche en el que viajaba, portaba en el momento de su arresto unos treinta kilos de polvo de aluminio, uno de los componentes del amonal, confirmaron a Efe fuentes de la investigación. Los agentes también han hallado en el vehículo varios juegos de matrículas, moldes de letras y números para troquelar placas falsas, así como varios sacos de dormir y ropa de mujer y de hombre.

El arresto de Errasti, a quien también se le ha intervenido un revólver del calibre 38, se produjo después de que agentes de la Gendarmería francesa se acercaran a un coche Volkswagen Golf que estaba parado en una carretera del departamento de Haute-Garonne. El ocupante del vehículo dijo que éste estaba averiado y al serle solicitada la documentación afirmó ser miembro de ETA, por lo que fue detenido.

La Audiencia Nacional dictó el año pasado orden de busca y captura contra Errasti -presunto miembro de Segi que formó parte del aparato militar de ETA- al no comparecer ante el tribunal que le iba a juzgar como autor de un delito de enaltecimiento del terrorismo por pintadas de apoyo a ETA.

Mientras tanto, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido a la Sala de lo Penal de este tribunal que ordene el ingreso en prisión del ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi en relación a la causa de la financiación de ETA a través de las herriko tabernas, por la que se encuentra pendiente de ser juzgado.

Así lo ha solicitado el Ministerio Público en un escrito dirigido a la sección segunda de la Sala de lo Penal -encargada de juzgar el caso- después de conocer el auto del juez Baltasar Garzón en el que, el pasado 16 de octubre, enviaba a la cárcel a Otegi y a otros cuatro dirigentes de la izquierda abertzale por intentar reconstruir la dirección de Batasuna, mediante un nuevo referente político llamado Batera Gune.

Considera el fiscal que Arnaldo Otegi, que estaba en libertad bajo fianza de 50.000 euros, con la obligación de comparecer quincenalmente en el juzgado y la prohibición de abandonar el país por el sumario de Batasuna (el 35/02), quebrantó la última de estas medidas, según se desprende de las diligencias previas abiertas a raíz del nuevo intento de reconstrucción de la formación. De esta forma, detalla el escrito del fiscal, Otegi se habría desplazado a Francia "al menos en dos ocasiones para, presuntamente, mantener contactos con miembros de ETA, con similar finalidad que con la que presuntamente ha realizado los hechos objeto de imputación" en el sumario de Batasuna.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá hoy diez años de prisión por integración en ETA para seis dirigentes de la organización juvenil ilegalizada Segi. Cuatro de ellos debían haber sido juzgados en 2005 junto a otros miembros de esa organización, 23 de los cuales fueron condenados en febrero de 2007 por el Tribunal Supremo, que consideró que Jarrai-Haika-Segi es una organización terrorista "que "complementa la actividad de lucha armada de ETA".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios