La crisis devuelve el paro al primer puesto en la lista de problemas de los españoles

  • El 60% de los encuestados considera que la situación económica es mala o muy mala y casi el 45% cree que lo peor está por venir.

Comentarios 2

El paro vuelve a ser el problema que más preocupa a los españoles. En plena crisis económica mundial los españoles temen por su puesto de trabajo, como demuestra el hecho de que su preocupación por el desempleo ha aumentado seis puntos desde el pasado mes de julio colocando al paro a la cabeza de la lista de inquietudes de los ciudadanos relegando a los problemas de índole económica al segundo lugar. El tercer puesto es para la inmigración, seguida del terrorismo de ETA y la vivienda, que ocupa el quinto lugar. Además, los datos del último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) también revelan que el 60 por ciento de los españoles cree que la situación económica es mala o muy mala y casi el 45 por ciento cree que dentro de un año será peor.

El último Barómetro del CIS, realizado del 5 al 13 de septiembre, mediante  2.480 entrevistas en 237 municipios de 49 provincias, vuelve a situar al paro al frente de los problemas que más preocupan a los españoles. El desempleo obtiene un 62,2 por ciento, seis puntos más que la última encuesta de julio que le sitúan en unos niveles que no alcanzaba desde el año 2005. Precisamente esos seis puntos son los que descienden los problemas económicos, que con un 54,2 por ciento de las respuestas cae al segundo lugar en la lista de inquietudes de los ciudadanos.

El tercer puesto vuelve a ser para la inmigración, que con un 28,4 por ciento se sitúa muy lejos de los dos principales problemas que en estos momentos de crisis preocupan a los españoles. El cuarto puesto es para el terrorismo de ETA, que sube un lugar pese a que la encuesta se realizó antes de la intensa campaña de atentados de ETA que concluyó con el asesinato del brigada del ejército Luis Conde en Santoña (Cantabria) el pasado 22 de septiembre. El quinto lugar es para la vivienda, con un 18,4 por ciento, tres puntos menos que en el sondeo anterior, mientras que en sexto lugar repite la inseguridad ciudadana con un 11,5 por ciento de las respuestas.

Interrogados sobre los problemas que más les afectan personalmente, los dos primeros puestos son también para el paro y los problemas económicos, pero se invierten las posiciones. Así, en este caso las dificultades económicas vuelven a ocupar el primer puesto con el 49,7 por ciento de las respuestas, dejando al desempleo en un segundo puesto con un 28,8 por ciento. El tercer lugar es para la vivienda, con casi un 16 por ciento, seguida de la inseguridad ciudadana y la inmigración.

Al ser preguntados por cómo ven la situación económica, los españoles son claros: el 60 por ciento cree que es mala o muy mala y tan sólo el 6 por ciento la ve buena o muy buena. Hay más de un 33 por ciento que define como regular la actual coyuntura económica. Y de cara al futuro no ven razones para ser optimistas, como demuestra que el 45 por ciento crea que dentro de un año la situación de la economía española será incluso peor que la actual. Un 30,8 por ciento de los encuestados cree que estaremos igual, mientras que solo hay un 13,7 por ciento de optimistas que auguran que el futuro económico del país será mejor. En este punto hay que destacar que la encuesta se realizó antes de que se articularan los planes de rescate financieros.

En cuanto a la situación política, casi un 40 por ciento la define como mala o muy mala, casi idéntico porcentaje que la califica de regular frente al 13,5 que la ve buena o muy buena. Con la vista puesta en el futuro menos de un 10 por ciento cree que la política en España irá a mejor frente a un 25 por ciento que augura que la situación empeorará. Más de la mitad de los encuestados, un 50,7 por ciento, opina que todo seguirá como hasta ahora, es decir, mal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios