"Muchos de los que dicen ser nacionalistas, no lo son"

  • La presidenta de la Fundación desea que haya cambios tras las elecciones vascas de marzo

"Se nos han frustrado tantas veces las esperanzas de cambio...". Maite Pagazaurtundúa sigue teniendo el anhelo de que en las próximas elecciones vascas del mes de marzo haya un cambio y por fin los nacionalistas no accedan al poder. Esa fue la primera de las preguntas del debate posterior a la conferencia, que fue moderado por el director de Diario de Cádiz, Rafael Navas.

En 2001 reconoce que se iba a dar esa situación con "un Ibarretxe poco carismático y un nacionalismo decadente después de un pacto de Lizarra tan traicionero". Pero al final, como siempre, ganó el PNV: "eso me generó dolor moral".

Ahora se da esa situación y algunos casos de corrupción que han salido, puede haber cambio "primando ello más que lo ético y moral". Pagazaurtundúa está convencida de que"si se diera un cambio de poder algunas inercias del movimiento vasco se podrían modificar".

La presidenta de la Fundación no está de acuerdo con aquellos que creen que si el PSOE necesita a los nacionalistas se puede dar una situación parecida a las de Galicia y Cataluña y se muestra convencida de que "una parte muy importante de los que se llaman nacionalistas, en realidad no lo son".

Maite Pagazaurtundúa dio un pase torero cuando se le preguntó por la ausencia de representantes del PSOE en la conferencia de ayer, partido en el que ella ha ocupado algunas responsabilidades: "Como no soy de Cádiz no tengo ni idea de quiénes están".

Fue algo crítica con el papel que ha jugado la Iglesia vasca ya que "parte del clero ha sido más cercano a los asesinos que a las víctimas, por cuestiones variopintas, entre ellas que en la primera camada de asesinos salió gente de los seminarios". Esto, según la conferenciante, "es un fenómeno complicado porque no hay nada más contrario a la doctrina de Jesús que el nacionalismo vasco".

¿Fue Sabino Arana un fanático integrista? "Sí. Llegó a decir que si en la ría alguien pedía auxilio diciendo sálveme, había que dejarlo que se ahogara porque no lo había hecho en euskera".

Calificó como fundamental el papel de la prensa y mucho de los periodistas ya que "fueron los primeros que llamaron asesinatos a los asesinatos" y criticó la política educativa "porque los chavales ven que hay tres provincias y en los textos se les dice que hay siete".

Reconoció que hoy los dirigentes de ETA "no tienen preparación ideológica, pero a ellos les da igual". No obstante, advirtió de que hay "viejos zorros" detrás, como el abogado Íñigo Iruin, que mantienen agarrados a los presos y a sus familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios